Sin Miedo, Donde Se Mueven Las Estrellas.

«La soledad era fría, es cierto, pero también era tranquila, maravillosamente tranquila y grande, como el tranquilo espacio frío en el que se mueven las estrellas».– Hermann Hesse

BRUGGE Octubre 2021

Sinceramente Tuyo. Joan Manuel

No escojas solo una parte Tómame como me doy entera y tal como soy No vayas a equivocarte Soy sinceramente tuya Pero no quiero mi amor Ir por tu vida de visita Vestida para la ocasión Preferiría con el tiempo Reconocerme sin rubor Cuéntale a tu corazón Que existe siempre una razón Escondida en cada gesto Del derecho y del revés Uno siempre es lo que es Y anda siempre con lo puesto Nunca es triste la verdad Lo que no tiene es remedio Y no es prudente ir camuflado Eternamente por ahí Ni por estar junto a ti Ni para ir a ningún lado No me pidas que no piense En voz alta por mi bien Ni que me suba a un taburete Si quieres probare a crecer Cuéntale a tu corazón Que existe siempre una razón Escondida en cada gesto Del derecho y del revés Uno es siempre lo que es Y anda siempre con lo puesto Nunca es triste la verdad Lo que no tiene es remedio

Al adaptarnos a las expectativas de los demás, al tratar de no ser diferentes, logramos acallar aquellas dudas acerca de nuestra identidad y ganamos así cierto grado de seguridad. Sin embargo, el precio de todo ello es alto. La consecuencia de este abandono de la espontaneidad y de la individualidad es la frustración de la vida.

Erich Fromm – El miedo a la libertad.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

No Todavía, No Ahora.

No quiero la indiferencia. No todavía, no ahora. Llaman indulgencia y sabiduría a esta inercia del corazón: esa indiferencia es la muerte que se instala en nosotros. Simone de Beauvoir

Foto tomada en Brujas. Octubre 2021
Maroon 5 – Memories

El arrepentimiento es, posiblemente, una de las emociones más interesantes en el ser humano y a la vez, de las menos estudiadas. El mero hecho de experimentarla ya dice mucho de nosotros, es más, tal y como señalaba Cervantes, es auténtica medicina para el alma.

 Es común arrepentirnos de muchas cosas en el día a día: elecciones, comportamientos, palabras dichas, compras realizadas, haber descuidado algo o a alguien… Podríamos dar sin duda mil ejemplos.

Duelen, por encima de todo, las malas elecciones, esas que en un momento dado, llegaron a cambiar nuestra vida. Carcome a su vez el posible daño que pudimos hacer a otros en el pasado, como también quema y nos arrepentimos de haber prestado nuestra confianza a aquellos que nos terminaron traicionando.

Decía Maquiavelo, con gran acierto, que es mejor hacer y arrepentirse que no hacer y arrepentirse más tarde. Muchos de nosotros hemos oído decir a alguien: «yo no me arrepiento de nada». ¿Puede ser esto verdad?

Tener ante nosotros a una persona que considera que todo lo hecho, dicho, realizado y experimentado a lo largo de su existencia ha sido acertado, es el anuncio de una infalibilidad un poco dudosa. Admitámoslo, la mayoría cambiaríamos unas palabras, un gesto, un silencio, por pequeño que sea. 

El arrepentimiento combina razón y emoción, es un sentimiento más dentro  de un abanico muy amplio y como tal, tiene una finalidad. Su propósito no es otro que el de ajustar nuestra conducta, dotarnos de experiencia y permitirnos actuar en el futuro de un modo más acorde a nuestra personalidad, valores y necesidades.

De este modo, quien carece de remordimientos, quien no se arrepiente de nada, o bien no ha vivido o experimentado lo suficiente o tal vez, carece de un adecuado sentido de perspectiva. Porque vivir también es equivocarse y asumir el error. Es elegir determinados caminos y arrepentirnos de haberlo hecho. Gracias a esas experiencias nos conocemos mejor, descartamos opciones, crecemos y avanzamos con mayor sabiduría.

Existe una idea muy común relacionada con el hecho de que las personas solemos arrepentirnos más de aquello que no hicimos que de lo que llegamos a realizar. Sin embargo, tal y como hemos señalado al inicioel arrepentimiento en el ser humano es más intenso debido a la acción que a la inacción.

Fueron los psicólogos Daniel Kahneman y Amos Tversky quienes demostraron esta realidad gracias a un interesante estudio que más tarde fue replicado por otras universidades como, por ejemplo, la de Tilburg, en los Países Bajos. Así, algo que ha podido verse es que esta emoción es muy común en el ámbito afectivo y relacional.

Nos arrepentimos de no haber trabajado lo bastante en ciertos vínculos que al final acabaron rompiéndoseLamentamos haber dejado a algunas personas, como también, haber dado nuestro afecto a alguien que no lo mereció. Asimismo, también es común experimentar arrepentimiento en materia de compras, algo que al parecer está en el orden del día.

Lo más interesante de todo es que caer en estos escenarios de divagación repercute positivamente en nosotros. ¿La razón? Dichos análisis, dichos esfuerzos cognitivos, nos ayudan a delimitar actuaciones futuras. Es decir, el arrepentimiento no deja de ser un ejercicio de reflexión donde conocernos mejor y clarificar cómo debemos comportarnos de ahora en adelante para ajustar conductas con deseos, actos con valores.

Valeria Sabater

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

reyes

«Mientras puedas reír, aunque tengas mil razones para desesperarte, debes continuar. Reír es la única excusa de la vida, ¡la gran excusa de la vida! Y debo decir que incluso en los momentos de profunda depresión he tenido fuerzas para reír». Emil Cioran

Foto tomada en Kyoto. Noviembre 2019

 

Senza fine Gino Paoli Sin fin
Sin fin
Soñar
Para poder recordar
Lo que ya hemos vivido
Sin fin
Eres un momento sin fin
no tienes ayer
no tienes mañana
todo es ahora

CARTA A LOS REYES MAGOS

Para un niño, escribir una carta a los reyes magos, fue durante cierto tiempo, la ilusionante emoción de sentir la existencia de alguien a quien pedir, que, con toda seguridad, iba a atender sus peticiones, aunque casi nunca sus deseos concretos, pues fácilmente se podía solicitar una cosa y recibir otra distinta. La buena mezcla de magia y realismo, recibiendo así también, una de las primeras y grandes lecciones en la vida: cuando uno cree alcanzar una meta, casi nunca se llega exactamente al lugar pretendido, o no es como creíamos. Siendo la mayoría de las veces una suerte. Siempre hay que hacer de la necesidad virtud. Para un adulto, escribir una carta a los reyes magos es una petición a uno mismo, un reto, una exigencia. Los reyes, como es sabido, son los padres y llega un momento en que el único padre que queda eres tú. Y no es nada fácil pedir ¿No tendría sentido demandar lo que no puedes dar o alcanzar? No procede requerir salud, pues ésta es un objetivo que deberás lograr con suerte y autocuidados, pero no es algo que puedas obtener como tal en ningún sitio. Lo mismo ocurre con el dinero, salvo que vayas en busca de un tesoro oculto o te hayan dicho dónde está “El dorado” que nunca encontraron los conquistadores españoles. ¿Y qué decir del amor romántico? Lo primero sería acordarse como era, lo segundo aclarar sus ventajas. Constatando que no se puede implorar lo que no depende de ti, al menos solo de ti. Así que, aunque una famosa canción decía aquello de: “Tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor”. No se pueden pedir ninguna de las tres cosas. Muchos estarán pensando que lo mejor será darse un capricho y comprarse algo bonito y caro si es posible. Pero eso es poco ambicioso, para tal cosa no hacen falta los reyes magos, cualquier día es factible ir a una tienda y adquirir lo que puedas o lo que no puedas -financiado-. Falaz sociedad de consumo de placeres compulsivos y efímeros. No lo he tenido que pensar mucho, solo mirarme al espejo y contemplar el paso del tiempo, para pedir a los Magos de Oriente que hasta el fin de mis días me mantengan la expresión de mi cara, esa que construyen la mirada y la boca. Que se vaya marchitando la piel -lo menos posible- y perdiendo firmeza los músculos o el pelo -lo mínimo- pero que no se apague la luz, esa que viene de dentro y nos hace ser lo que somos. Eso es, solo quiero seguir siendo yo y no perderme un día en la sombra de los reflejos o deslumbrado por los focos de la banalidad y no verme nunca más. Quiero seguir acordándome de lo que sé y continuar siempre preguntándome por lo que nunca sabré. Llevar las riendas de unos caballos que quieran salir corriendo, aunque no corran. No son muchas cosas, es solo una: ser yo. Con eso podré conseguirlo todo o nada, dará igual. Es poder mantener el deseo de seguir a la estrella que dicen que llevaba a Belén.

Antonio Marín Pérez. Murcia a 4 de Enero de 2022

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Donde Quiera Que Estéis

9 de Enero. In Memoriam

Cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre” -Gabriel García Márquez-

Después de la muerte de los padres, la vida cambia mucho. O quizás, muchísimo. Enfrentar la orfandad, incluso para personas adultas, es una experiencia sobrecogedora. En el fondo de todas las personas siempre sigue viviendo ese niño que siempre puede acudir a la madre o al padre para sentirse protegido. Pero cuando se van, esa opción desaparece para siempre.

Vas a dejar de verlos, no una semana, ni un mes, sino el resto de la vida. Los padres fueron las personas que nos trajeron al mundo y con quienes se compartiste lo más íntimo y frágil. Ya no estarán aquellos seres por los que, en gran medida, llegamos a ser lo que somos.

Nunca estamos del todo preparados para enfrentar la muerte, más aún si se trata de nuestros padres. Es una gran adversidad que difícilmente se llega a superar totalmente. Normalmente lo máximo que se consigue es a asumirla y a convivir con ella. Para superarla, al menos en teoría, tendríamos que entenderla y la muerte, en sentido estricto, es del todo incomprensible. Es uno de los grandes misterios de la existencia: quizás el más grande.

Obviamente, el modo en el que integremos las pérdidas va a tener mucho que ver con la manera en la que se hayan producido. Una muerte de las llamadas “por causas naturales” es dolorosa, pero lo es más un accidente o un asesinato. Si la muerte fue precedida por una larga enfermedad, la situación es muy distinta a cuando se produjo de manera súbita.

También incide la diferencia en tiempo entre la muerte del uno y el otro: si media poco tiempo, el duelo será más complejo. Si, en cambio, el lapso es más extenso, seguramente estaremos un poco mejor preparados para aceptarlo

Realmente no solo se va un cuerpo, sino todo un universo. Un mundo hecho de palabras, de caricias, de gestos. Inclusive, de reiterativos consejos que a veces hartaban un poco y de“manías” que nos hacían sonreír o frotarnos la cabeza porque les reconocemos en ellas. Ahora comienzan a extrañarse de un modo inverosímil.

La muerte no avisa. Puede presumirse, pero nunca anuncia exactamente cuándo va a llegar. Todo se sintetiza en un instante y ese instante es categórico y determinante: irreversible. Tantas experiencias vividas al lado de ellos, buenas y malas, se estremecen de repente y quedan sumidas en recuerdos. El ciclo se cumplió y es momento de decir adiós.

Porque con la muerte comienzan a entenderse muchos aspectos de las vidas de las personas fallecidas. Aparece una comprensión más profunda. Quizás, el hecho de no tener presente a las personas queridas suscita en nosotros el entendimiento sobre el porqué de muchas actitudes hasta entonces incomprensibles..

Por eso, la muerte puede traer consigo un sentimiento de culpa frente a quien murió. Es necesario luchar contra ese sentimiento, ya que no aporta nada, sino hundirte más en la tristeza, sin poder remediar nada ¿Para qué culparse si uno cometió errores? Somos seres humanos y acompañando a esa despedida tiene que existir un perdón: del que se va hacia el que se queda o del que se queda hacia el que se marcha.

Cuando mueren los padres, con independencia de la edad, las personas suelen experimentar un sentimiento de abandono. Es una muerte diferente a las demás. A su vez, algunas personas se niegan a darle la importancia que el hecho se merece, como mecanismo de defensa, en forma de una negación encubierta. Pero esos duelos no resueltos retornan en forma de enfermedad, de fatiga, de irritabilidad o síntomas de depresión.

Los padres son el primer amor

No importa cuántos conflictos o diferencias se haya tenido con ellos: son seres únicos e irreemplazables en el mundo emocional. Aunque seamos autónomos e independientes, aunque nuestra relación con ellos haya sido tortuosaCuando ya no están, se experimenta su falta como un “nunca más” para una forma de protección y de apoyo que, de uno u otro modo, siempre estuvo ahí.

De hecho, quienes no conocieron a sus padres, o se alejaron de ellos a temprana edad, suelen cargar toda su vida con esas ausencias como un lastre. Una ausencia que es presencia: queda en el corazón un lugar que siempre los reclama.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Elle était si jolie 

Mi Madre. Elle était si jolie.

Era tan bonita, que yo no me atrevía amarla, era tan bonita que yo no puedo olvidarla.

Alain Barriere – Elle était si jolie 

«La Arquitectura es música congelada.» La frase surgió en lengua alemana: “Die Architektur ist die erstarrte Musik”.
El verbo erstarren se aplica a un flujo que se detiene y se estanca, a un fluid que se solidifica, a un movimiento que se paraliza o a una articulación que se anquilosa por falta de flexibilidad. Así pues, la expresión aparece con ciertas variaciones al ser traducida en español, por ejemplo, como música congelada, petrificada o fijada. Su primer registro se encuentra en la Filosofía del arte de Schelling (sección iv), donde se construyen las formas particulares del arte a partir de la oposición de dos series, la real y la ideal, y, más concretamente, en los parágrafos dedicados a las artes figurativas ¿Por qué la arquitectura es música congelada?. por Virginia López-Domínguez

PRIX VERSAILLES THE WORLD ARCHITECTURE AND DESIGN AWARD 2021
ME Dubai, United Arab Emirates Zaha Hadid Architects

Me Dubai

El primer hotel Me by Meliá en Oriente Medio se aloja en una imponente construcción de más de 84.000 metros cuadrados, que consta de dos torres conectadas en las partes superior e inferior, dejando la parte central abierta para maximizar la entrada de luz natural.

ZHA hotel Opus Dubái 04 ©LaurianGhinitoiu

El hotel se encuentra ubicado en el distrito financiero de Burj Khalifa, junto a la imponente torre homónima de 830 metros, epicentro de una zona de negocios y comercial repleta de rascacielos.

ZHA hotel Opus Dubái 01 ©LaurianGhinitoiu

El cubo formado por las dos torres está «erosionado» en el centro formando un gran vacío irregular que le da el aspecto característico al edificio.

La fachada acristalada del hotel incorpora un recubrimiento UV y un dibujo en frita espejado para reducir la radiación solar.

Las habitaciones presentan dos temáticas diferentes. Por un lado está la modalidad Medianoche, de aire vanguardista, inspirada en la vida cosmopolita de Dubái, y por el otro Desierto, con una ambientación más evocadora, con reminiscencias a la herencia beduina del lugar.

Fallecida en marzo de 2016, Zaha Hadid no ha podido ver culminado el Hotel Opus en Dubái, un proyecto que creó en 2007 y el único hotel en el que la arquitecta se encargó tanto de la arquitectura como del diseño de interiores. El nuevo establecimiento de la cadena ME by Meliá en la capital de los Emiratos Árabes Unidos se ubica en el distrito de Burj Khalifa, junto al centro de la ciudad y la zona del canal de Dubái

De veinte plantas de altura (más siete subterráneas) y 84.300 metros cuadrados de superficies, el edificio, culminado por Zaha Hadid Architects bajo la batuta de Patrick Schumacher, está concebido como dos torres separadas que se unen de forma singular formando un cubo «erosionado» en su centro, formando un gran vacío que le da el aspecto característico. Las dos mitades en ambos lados del vacío están unidas por un atrio de cuatro plantas y también por un puente asimétrico de tres niveles a una altura de 71 metros.

La fachada acristalada del hotel incorpora un recubrimiento UV y un dibujo en frita espejado para reducir la ganancia solar. Este diseño enfatiza además la claridad de la forma ortogonal del edificio, a la vez que «disuelve» su volumen a través del juego permanente de la luz cambiante en sus reflejos y transparencias.

Durante el día, la fachada refleja el cielo, el sol y el entorno urbano, mientras que por la noche el vacío es iluminado por una instalación dinámica de LED controlables de forma individual dentro de cada panel de cristal

Siguiendo las iniciativas de la cadena Meliá Hotels International para adoptar prácticas más sostenibles, el Hotel Opus dispone de sensores en todas sus instalaciones que ajustan automáticamente las condiciones de luz y ventilación en función de la ocupación. Los huéspedes recibirán durante su estancia botellas de agua de acero inoxidable que podrán rellenar en fuentes repartidas por todo el hotel. De este modo se minimiza el uso de plástico de un solo uso. El hotel reducirá también los residuos alimentarios mediante sistemas de compostaje para reciclar la materia orgánica desechada.

DAVID QUESADA

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Te Deseo

“Quizás estar vivo sea esto: perseguir instantes que mueren”. “En el fondo, estamos programados para creer en lo que no existe, porque somos seres vivos que no quieren sufrir. Por ello empleamos todas nuestras energías en convencernos de que hay cosas que valen la pena y que por ellas la vida tiene sentido. Muriel Barbery

Foto de J.J Ballester. Noviembre2021
Oh, la buena vida, llena de diversión, parece ser el ideal.
Mm, la buena vida te deja esconder toda la tristeza que sientes
Realmente no te enamorarás porque no puedes arriesgarte
Así que, por favor, sé honesto contigo mismo, no trates de fingir un romance.
Es la buena vida ser libre y explorar lo desconocido.
Como las angustias cuando aprendes que debes enfrentarlas solo
Por favor recuerda que todavía te quiero, y en caso de que te preguntes por qué
Bueno, solo despierta, dale un beso de despedida a la buena vida

Pues no… No te voy a desear feliz Navidad ni feliz año…Yo te deseo coraje para decir basta, te deseo que olvides a quien se olvidó de ti, te deseo que puedas cerrar puertas y abrir ventanas, te deseo que no te conformes, que no te quedes con la culpa, te deseo que te atrevas, te deseo que te quieras, te deseo ojeras y risas, te deseo locura y magia, también te deseo errores para aprender, te deseo viento, para dejarte llevar, te deseo chispas en la mirada, colores para los días grises, paraguas para las malas tormentas y lluvia para calarte, te deseo «te echo de menos», te deseo abrazos de los que duran toda la vida cuando cierras los ojos, te deseo viajes y nuevos recuerdos, te deseo huracanes de emociones, que te hagan sentir, te deseo que te quieran sin que te necesiten, te deseo una nueva canción favorita y nueva fecha que te haga sonreír, te deseo besos bonitos, brindis con los labios y te deseo ganas… Las de seguir.

Escrito por Mónica Mquez.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Recuerdos De Tiempos Vividos

«Pero existe algo que el tiempo no puede, a pesar de su innegable capacidad destructora, anular: y son los buenos recuerdos, los rostros del pasado, las horas en que uno ha sido feliz.» Julio Cortázar. Cartas 1937-1954.

Foto hecha en Calblanque. Murcia

Oblivion by Astor Piazzolla / Animation Ryan Woodward – Thought of You

Mesa puesta. Sillas vacías. Relaciones rotas. Familias separadasLa Navidad, época de jolgorio y reencuentros, se tiñe de nostalgia, de tristeza, de angustia, de desasosiego. Ya no existe el resplandor de estas fechas. Ya no. No hay destellos porque falta alguien, porque todo cambia tanto con el paso de los años que perdemos la maravillosa ilusión que de niños nos invadía, ya no mantenemos la inocencia que entonces nos hacía disfrutar de cualquier pequeño detalle, porque cualquier nimiedad estaba llena de magia

El poder de convocatoria navideño nos hace acusar más las ausencias, las elegidas y las sobrevenidas. ¿Cuántos somos el 24? ¿Y el 25? ¿Quién viene y a dónde voy? Ineludiblemente, ante esas preguntas, aparecen las sillas vacías. 

Sillas vacías que corresponden a personas que no están, personas que se han alejado o personas que han fallecido. Recuerdos de tiempos vividos. Nos acarrean un sufrimiento que manteníamos anestesiado, dormido por la cotidianidad de la vida. Y sí, las sillas vacías duelen, llenan nuestros ojos de lágrimas, nuestra alma de dolor y de abrazos contenidos que se quedan sin cuerpos a los que agarrar.,

No es necesario que nos obliguemos a estar alegres, pero sí es una buena idea buscar un estado de paz y de calma. El miedo, el coraje y la tristeza no son perennes, aunque nos provoquen temor.

La Navidad es una contradicción en sí mismaLa magia que genera compartir momentos y reencontrarnos choca de golpe con la aflicción que nos hacen sentir las ausencias, el anhelo de la persona fallecida o el resquemor por una silla vacía elegida o provocada por los desencuentros del año que cerramos y de los años que han pasado.

No podemos obviar que hay sillas vacías, pero tampoco que hay sillas ocupadas, llenas de presencia y de amor. 

Así que en estas fechas, señaladas para algunos y relegadas para otros, no podemos olvidarnos de agradecer que nuestro corazón siga latiendo. Dando paz a las sillas ocupadas y recordando buenos tiempos en los que las sillas vacías estaban entre nosotros.

Artículo de Raquel Aldana.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La vida es “el crimen perfecto”, nunca cogeremos al asesino.

Foto tomada en Amberest Octubre2021

Frank Sinatra – That’s Life

LAS VACUNAS Y EL AMOR

Es verdad que nadie dijo que la eficacia de las vacunas era del cien por cien, ni que su duración iba a ser eterna, ya sabemos que nada es totalmente seguro ni dura para siempre, porque siempre, simplemente no existe. Pasa lo mismo con el amor, lo conocemos de sobra, pero cuando te lo inocula cupido, hace reacción y crees que no se va a curar nunca. Amor y vacunas suenan bien y crees que van a durar un tiempo razonable como para disfrutarlos sin preocupación. Vacuna cantaba antaño el estribillo de la inmunidad duradera, de enfermedades desaparecidas. Ya sé que la del covid19 se comparaba con la de la gripe, que no es que no dure, es que el virus cambia y hay que ponerse una cada año.

Pero, ahora, ésta, se está viendo que permanece más o menos seis meses y no garantiza la falta de contagio más allá del setenta por ciento de media entre las distintas marcas, sí la enfermedad grave -en algunos tampoco-. Vamos, un amor de verano entre el esplendor en la arena, la añoranza en el asfalto y el desengaño cuando caen las melancólicas hojas del otoño. Con una vacunación en España del 89,4% con la pauta completa, un 91,2% con una dosis y 5.109.834 de terceras, no esperábamos una nueva ola como la que viene repuntando cada vez con más determinación. Es evidente, que las vacunas están teniendo mucho menos efecto del esperado. Había que sacar el remedio a toda prisa y esto es lo mejor que hemos podido hacer en tan poco tiempo. Durante unos meses parecía que nuestro ejército echaba claramente al invasor del suelo patrio, pero cuando lo teníamos acorralado cerca de la frontera, está recuperando terreno y nuestras huestes retroceden. Esta guerra ya va siendo larga y no tiene visos de terminar. De momento, hemos reducido su violencia, los muertos y en las ciudades ya no bombardean bares, restaurantes, cines y teatros, pero hay que ir siempre con la máscara de gas en la cara o en el bolsillo, y mucha precaución. Continúan los heridos y los muertos. Aunque otros viven como si no pasara nada. Mi amigo Pepe se ha recorrido el mundo, estos últimos meses, con total despreocupación, protegido por la diosa fortuna. Será porque tiene buena mano con las mujeres.

Esperábamos más de las vacunas, aunque no fueran infalibles, como esperamos más de la vida, del amor. La ciencia se va pareciendo, con mucha similitud, a una religión. Al principio sus razonamientos estaban al alcance de las personas medianamente formadas. Hoy, su complejidad provoca que la mayor parte de los mortales solo podamos leer lo que dicen los expertos, confiando en su criterio para dilucidar si algo es verdad o no. Lo malo, es que frecuentemente, esos especialistas discrepan y suele haber estudios y experimentos que se contradicen los unos a los otros. Hoy, una cosa produce cáncer y dentro de dos años cambian de criterio y lo introducen en la dieta mediterránea. A veces se descubre que determinadas investigaciones están financiadas por grupos comerciales que pretenden demostrar lo que conviene a sus intereses. Así, que el ciudadano critico debe valorar a quien cree y a quien no. Es decir, al no tener la capacidad técnica de averiguar por sí mismo la validez de las afirmaciones que se hacen, tiene que hacer un acto de fé para acogerse a una verdad entre muchas. Este laboratorio, universidad, científico merecen mi credibilidad o no. Pues eso, esta chica, a veces, dice unas tonterías supinas y ese tono de voz de niña que no ha roto un plato, algo despistada, que utiliza cuando quiere venderte la moto, es totalmente impostado. No me lo creo, esconde algo. Su cultura es claramente superficial, no pasa de la piel ¡Pero qué piel! Allí se debe estar en todas partes, universos paralelos, acelerador de partículas. Cuando se quita la mascarilla tiene una sonrisa que ilumina la escena y dota de sentido a cualquier conversación por estúpida que sea.

Es una vacuna contra la rutina, promete inmunidad eterna. Sabes que no es verdad, pero en ese momento da todo igual. ¿Qué es verdad? Un argumento efímero, siempre falsable a largo plazo. ¿Existe el largo plazo? A los quince años puede, a la edad del riesgo, no. La edad del riesgo en “la sociedad del riesgo” (Ulrich Beck), mala cosa. Lo que pasa es que si lees a Antonio Damasio, sobre todo su último libro, “Sentir y Saber”, nos dice que los organismos vivos tienen tres fases, ser, sentir y conocer. Hay una inteligencia muda, inconsciente, que resuelve en silencio la homeostasis, es decir, mantener el estado de equilibrio entre todos los sistemas del cuerpo que se necesitan para sobrevivir, y otra, surgida posteriormente en algunos de esos seres vivos que necesita la consciencia. Aunque al final, todo tiende a resolver el mismo problema, mantenerse vivo. Pudiera parecer que esas discusiones filosóficas que tanto nos gustan, esa belleza de ciertas puestas de sol y por supuesto todas las venus de carne, lienzo o poesías tienen sentido por sí solas, son transcendentes, pero no, obedecen a una única finalidad, solo pretenden mantenernos vivos. Los sentimientos, dice Damasio, “…proporcionan a los organismos experiencias de su propia vida. Específicamente proporcionan al organismo que los posee un sistema de evaluación a escala de su éxito relativo para vivir, cuya puntuación natural aparece en forma de cualidad -placentero o desagradable, leve o intenso-.” “El componente afectivo de nuestras experiencias mentales, refleja los perfiles de nuestros procesos biológicos.” Por eso escribió Bécquer: Por una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo; por un beso… yo no sé qué te diera por un beso.

Yo, en esta primera fase del puente festivo de diciembre, dinamitado el martes -tengo que trabajar- se me caen las horas al vacío, intentando cruzar al otro lado, y no tengo bastante con nada. Así que voy de Damasio a “Los amigos del crimen perfecto” de Andrés Trapiello que mantienen una tertulia en el café “Comercial”, muy interesante. “El crimen perfecto no es más que una metáfora extrema de la lucha por la vida, donde aflora lo mejor y lo peor de la naturaleza humana; por eso hay tanta gente intrigada con el asesinato como una de las bellas artes; tras la gracia del ángel, la importancia de lucifer.” La noche la pueblan las series televisivas, voy de una “Sucesión” que nunca se produce a los eternos “Problemas de matrimonio”, un buen remake de la de Ingmar Bergman. Siempre, después de haber buscado algo mejor que nunca encuentro. Para el segundo capítulo de la serie “el puente sobre aguas turbulentas” -con permiso de Simon and Garfunkel, tengo mejores perspectivas. En estos tiempos de pandemia, las vacunas son como el amor y viceversa, prometen lo que no dan, duran menos de lo esperado y hay que pensar mucho ante quien se quita uno la mascarilla. Pero el impulso homeostático no nos deja parar y corremos hacía la tercera dosis, saltando entre aforos y distancias. Y tú me preguntas que es neurociencia, mientras me clavas tu mirada de pupilas inapelables y tu sonrisa azul. Neurociencia y biología eres tú.

La vida es “el crimen perfecto”, nunca cogeremos al asesino.

Antonio Marín Pérez 5 de diciembre de 2021

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

«Que hago yo ahora con el resto de mis días».

Tengo confianza. Vivo más tranquilo, camino por mis días con menos recelo. Pero no olvido que la vida y las grandes cosas son eternas y momentáneas, y que de pronto en un instante podemos quedarnos ciegos en medio de la luz, muertos en medio de la vida, solos en medio del amor”.

Pedro Salinas

Paris. Montmartre septiembre 2021
The Man from U.N.C.L.E. Full Boat Chase Scene Che Vuole Questa Musica Stasera Gagliardi –


Que querrá esta música, esta noche, que me transporta un poco al pasado, la luna nos hacía compañía…
Querría tenerte aquí a mi lado ahora que entre nosotros No queda nada.
Querría oir una vez mas tus palabras Esas palabras que ya nunca escucho
El mundo no existía a nuestro alrededor por la felicidad que tu me dabas
¿ Que hago yo ahora con el resto de mis días? Si tu ya no estás en ellos…
Que querrá esta música, esta noche, que me transporta un poco al pasado,
Que me recuerda un poco a tu amor, Que me recuerda un poco a ti
Que hago yo ahora con el resto de mis días. si tu ya no estás en ellos
Que querrá esta música, esta noche, que me transporta un poco al pasado,

Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad,
pero la inseguridad es más hermosa.

Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?

Me gustaría preguntarles
si no recuerdan
—quizá un encuentro frente a frente
alguna vez en una puerta giratoria,
o algún «lo siento»
o el sonido de «se ha equivocado» en el teléfono—,
pero conozco su respuesta.
No recuerdan.

Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,

una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino,
que los acercaba y alejaba,
que se interponía en su camino
y que conteniendo la risa
se apartaba a un lado.

Hubo signos, señales,
pero qué hacer si no eran comprensibles.
¿No habrá revoloteado
una hoja de un hombro a otro
hace tres años
o incluso el último martes?
Hubo algo perdido y encontrado.
Quién sabe si alguna pelota
en los matorrales de la infancia.

Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junto a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.

Todo principio
no es más que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad.

AMOR A PRIMERA VISTA
[Wislawa Szymborska]

La exposición de Steve McCurry que no te puedes perder en Madrid

Steve McCurry trae a Madrid sus fotografías más emblemáticas –incluida la famosa ‘Niña afgana’ que dio la vuelta al mundo– en la exposición ‘ICONS’.

'Niña afgana'
Steve McCurry

El trabajo del fotógrafo Steve McCurry constituye un viaje en sí mismo, pues su carrera lo ha llevado a recorrer los siete continentes en busca de historias que compartir a través de sus instantáneas.

Rajastn India
Rajastán, India.Steve McCurry

Nacido en Filadelfia (Pensilvania), McCurry es uno de los nombres más emblemáticos de la fotografía contemporánea de los últimos 30 años y atesora decenas de portadas de revistas y libros, más de una docena de publicaciones propias –como The Imperial Way (1985), In the Shadow of Mountains (2007), A Life in Pictures (2018) o  In Search de Elsewhere (2020)– e innumerables exposiciones en todo el mundo.

Además, ha sido galardonado con algunos de los premios más prestigiosos de la industria, incluida la Medalla de Oro Robert Capa o el National Press Photographers Award. También ha ganado cuatro veces el primer premio del concurso World Press Photo.

El primero de sus muchos viajes a la India lo realizó con dos bolsas: una con ropa y otra con varios rollos de película. Unos meses después cruzó a Pakistán, donde unos refugiados afganos le ayudaron a atravesar la frontera de su país, en un momento en el que la invasión rusa estaba cerrando Afganistán a todos los periodistas occidentales.

Agra Uttar Pradesh India
Agra, Uttar Pradesh, India.Steve McCurry

Tras varias semanas conviviendo con los muyahidines, presentó al mundo las primeras instantáneas del conflicto en Afganistán.

La mirada de la Niña Afgana, retratada en 1984, atravesó todas las fronteras inimaginables y fue portada de la revista National Geographic en 1985, además de aparecer en diversos panfletos, pósteres y calendarios de Amnistía Internacional.

La identidad de la niña fue desconocida durante mucho tiempo hasta que McCurry y un equipo de National Geographic localizaron a la mujer, Sharbat Gula, en 2002.

Casi tres décadas después, su mirada sigue cautivándonos y sobre todo, haciéndonos reflexionar.

Steve McCurry
Más de cien instantáneas y tres décadas de carrera.‘Steve McCurry. ICONS’

“El simple hecho de viajar y explorar en profundidad diferentes culturas me produce una alegría y energía ilimitadas”, Steve McCurry

Biba Giacchetti, comisaria de la exposición, ha diseñado un extenso viaje por el universo fotográfico de McCurry en el que el visitante recorrerá Afganistán, India, África, el sudeste asiático, Brasil, Cuba, Estados Unidos o Italia, a través de una emocionante selección de imágenes donde el elemento humano adquiere protagonismo poniendo ante nuestros ojos un complejo mundo de experiencias y sentimientos.

Steve McCurry
Steve McCurry durante la presentación de la exposición en el COAM.‘Steve McCurry. ICONS’

Además de las más de cien fotografías que componen la muestra, también tendremos la oportunidad de ver videos sobre los viajes y aventuras de McCurry, que revelan algunas de las claves de su vida como fotógrafo, además de explicarnos cómo se captaron las imágenes y quiénes son las personas que aparecen retratadas en ellas.

ICONS estará en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (Calle Hortaleza, 63) hasta el 23 de febrero.

Rajastn India

POR MARÍA CASBAS Revista Condé Nast Traveler

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Estamos Distraídos

Mamá, el romanticismo ha muerto. Fue adquirido de forma hostil por Hallmark y Disney, homogeneizado y vendido pieza a pieza. Lisa (Los Simpson, 1989)

Imagen
Foto maravillosa de Henri Cartier-Bresson
Someone You Loved – Lewis Capaldi

«Estamos Distraídos «Mi amiga Colette solía decir, y hace ya mucho tiempo, ‘Estamos entrando en la edad del nunca me había pasado’…Y es así. Decimos: ‘Es curioso. Nunca me había pasado, me agaché a recoger un tenedor y se me trabaron cuatro vértebras de la columna. Escuchamos: ‘Es notable. Nunca me había pasado. Mordí un caramelo de limón y un premolar se me partió en ocho pedazos. Es que, así como se habla de un Primer Mundo y de un Tercero sin que nadie conozca a ciencia cierta cual es el Segundo, nosotros hemos pasado de la Primera Edad a la Tercera sin recalar por la Segunda y el cuerpo acusa recibo de tal apresuramiento. El tiempo mismo, incluso, ha tomado una consistencia gelatinosa, plástica, mutante. Calculamos: – ‘Cuánto hace que se mudó Ricardo a su nueva casa?’. Y arriesgamos: – ‘Tres, cuatro años’. Hasta que alguien, conocedor, nos saca de la duda: ‘Catorce’. Suponemos ante el amigo encontrado ocasionalmente en la calle: -‘Tu pibe debe andar por los seis, siete años’.- ‘Tiene diecinueve – nos contesta el amigo- Vení Tacho!’. Y nos presenta a una bestia de un metro ochenta, pelo verde, un clavo miguelito clavado en la ceja y un cardumen de granos sulfurosos en la mejilla. Se corrobora entonces aquello que, dicen, decía John Lennon: ‘El tiempo es algo que pasa mientras nosotros estamos distraídos haciendo otra cosa’. Y suerte que estamos distraídos haciendo otra cosa. Mucho peor es aburrirse. Es dulce rememorar ciertos momentos, pero más me entusiasma pensar en las cosas que tengo para hacer. Es que muchos de esos ciertos momentos son muy viejos. Y por lo tanto vale recordar el consejo dado por Javier Villafañe cuando alguien le preguntó cómo hacía para conservarse tan joven pasados los ochenta años. – ‘No me junto con viejos’, respondió el maestro. Yo quiero agregar lo que un día dijo Jean Louis Barrault, famoso mimo francés: ‘La edad madura es aquella en la que todavía se es joven, pero con mucho más esfuerzo’.

Roberto Fontanarrosa

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario