Vamos a la Distancia

Yuval Robicheck
Delfina Cheb feat. The Horacio Avilano Guitar Quartet – Milonga del trovador Vamos a la distancia, sí
Que soy el trovador
Si la distancia llama
Yo jamás veré ponerse el sol


Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos…
y sé todos los cuentos. Leon Felipe

Nos hicieron creer que “el gran amor” solo sucede una vez,generalmente antes de los 30 años. No nos contaron que el amor no es accionado, ni llega en un momento determinado.

Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja y la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en las espaldas, la responsabilidad de completar lo que nos falta.

Nos hicieron pensar que una formula llamada “dos en uno”: dos personas pensando igual, actuando igual, era lo que funcionaba. No nos contaron que eso tiene un nombre “anulación” y que solo siendo individuos con personalidad propia podremos tener una relación saludable. Nos hicieron creer que el matrimonio es obligatorio y que los deseos fuera de término deben ser reprimidos.

Nos hicieron creer que los lindos y flacos son más amados.Nos hicieron creer que solo hay una fórmula para ser feliz, la misma para todos y los que escapan de ella están condenados a la marginalidad.

No nos contaron que estas formulas son equivocadas, que frustran a las personas, son alienantes y que podemos intentar otras alternativas.

Nadie nos va a decir esto, cada uno lo va a tener que descubrir solo. Y ahí, cuando estés muy enamorado de ti, vas a poder ser muy feliz y te vas a enamorar de alguien.

Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor…aunque la violencia se pr actica a plena luz del día. John Lennon

Hemos olvidado nuestro lugar en el mundo. Tenemos miedo de no cumplir con las expectativas, de no encontrar al amor de nuestra vida, de no triunfar, de no alcanzar metas, de no nacer, crecer y reproducirnos.

En definitiva, nos hemos sometido a lo que los demás esperan de nosotros. Hemos llegado a un punto en el que no sabemos respetarnos ni trabajarnos. Desconocemos cómo destacar lo maravilloso que hay dentro de nosotros.

Aprende a decir “me quiero” antes que a decir “te quiero”. Fortalecerás tu amor.

Recuerda que sin ti no puedes hacer nada. No puedes vivir, no puedes respirar, no puedes sonreír, no puedes enamorarte… Este razonamiento tan obvio y tan sencillo esconde tras de sí una premisa que debería guiar nuestras vidas: cuida de ti mismo y, si es necesario, ayuda a los demás a que se cuiden.

Es decir, conseguimos poco o nada entregando nuestra vida, nuestro coraje y nuestro día a día a que los demás sean felices. Ahora bien, eso no significa que debamos despreocuparnos de los demás, sino que debemos alcanzar un equilibrio y no olvidarnos de la importancia de fomentar nuestro propio crecimiento personal.

Si el amor fuera un árbol, las raíces serían tu amor propio. Cuanto más te quieras, más frutas dará tu amor a los demás y más sostenible será en el tiempo.

Walter Riso

Destacar sobre lo demás nuestro autocuidado no ha de ser fácil, pero merece la pena. Es decir, cuando hablamos de amor todos debemos ganar. Para que esto suceda, tenemos que cuidar nuestras raíces regando nuestro árbol, es la única manera de que se haga grande y fuerte.

Cuando tu Yo interno falla, entonces falla todo a tu alrededor. No te puedes permitir darlo todo por los demás y quedarte vacía o vacío por dentro, pues eso originará un sentimiento de desolación insoportable.

Así que primero enamórate de ti, cuídate y cultívate. Ama la vida para lograr amar en plenitud y sin apegos excesivos. O sea, el objetivo es que cultives tu felicidad para lograr ser capaz de darla. Si mimas tu árbol y lo cuidas cada día, sus frutos crecerán sanos y llenos de energía positiva.

Raquel Aldana

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

No eres Tú, soy Yo

Yuval Robicheck

Este es un ensayo de Viktor Frankl,neurólogo, psiquiatra, sobreviviente del holocausto y elfundador de la disciplina; que conocemos hoy como Logoterapia.

No eres Tú, soy Yo..

.¿Quién te hace sufrir? ¿Quién te rompe el corazón? ¿Quién te lastima? ¿Quién te roba la felicidad o te quita la tranquilidad? ¿Quién controla tu vida?…¿Tus padres? ¿Tu pareja? ¿Un antiguo amor? ¿Tu jefe?… Podrías armar toda una lista de sospechosos o culpables. Probablemente sea lo más fácil. De hecho sólo es cuestión de pensar un poco e ir nombrando a todas aquellas personas que no te han dado lo que te mereces, te han tratado mal o simplemente se han ido de tu vida, dejándote un profundo dolor que hasta el día de hoy no entiendes. Pero ¿sabes? No necesitas buscar nombres. La respuesta es más sencilla de lo que parece, y es que nadie te hace sufrir, te rompe el corazón, te daña o te quita la paz. Nadie tiene la capacidad al menos que tú le permitas, le abras la puerta y le entregues el control de tu vida. Llegar a pensar con ese nivel de conciencia puede ser un gran reto, pero no es tan complicado como parece. Se vuelve mucho más sencillo cuando comprendemos que lo que está en juego es nuestra propia felicidad. Y definitivamente el peor lugar para colocarla es en la mente del otro, en sus pensamientos, comentarios o decisiones. Cada día estoy más convencido de que el hombre sufre no por lo que le pasa, sino por lo que interpreta. Muchas veces sufrimos por tratar de darle respuesta a preguntas que taladran nuestra mente como: ¿Por qué no me llamó? ¿No piensa buscarme? ¿Por qué no me dijo lo que yo quería escuchar? ¿Por qué hizo lo que más me molesta? y muchas otras que por razones de espacio voy a omitir. No se sufre por la acción de la otra persona, sino por lo que sentimos, pensamos e interpretamos de lo que hizo, por consecuencia directa de haberle dado el control a alguien ajeno a nosotros. Si lo quisieras ver de forma más gráfica, es como si nos estuviéramos haciendo vudú voluntariamente, clavándonos las agujas cada vez que un tercero hace o deja de hacer algo que nos incomoda. Lo más curioso e injusto del asunto es que la gran mayoría de las personas que nos “lastimaron”, siguen sus vidas como si nada hubiera pasado; algunas inclusive ni se llegan a enterar de todo el teatro que estás viviendo en tu mente. Un claro ejemplo de la enorme dependencia que podemos llegar a tener con otra persona es cuando hace algunos años alguien me dijo:”Necesito que Enrique me diga que me quiere aunque yo sepa que es mentira. Sólo quiero escucharlo de su boca y que me visite de vez en cuando aunque yo sé que tiene otra familia; te lo prometo que ya con eso puedo ser feliz y me conformo, pero si no lo hace… siento que me muero”.¡Wow! Yo me quedé de a cuatro ¿Realmente ésa será la auténtica felicidad? ¿No será un martirio constante que alguien se la pase decidiendo nuestro estado de ánimo y bienestar? Querer obligar a otra persona a sentir lo que no siente… ¿no será un calvario voluntario para nosotros? No podemos pasarnos la vida cediendo el poder a alguien más, porque terminamos dependiendo de elecciones de otros, convertidos en marionetas de sus pensamientos y acciones. Las frases que normalmente se dicen los enamorados como: “Mi amor, me haces tan feliz”, “Sin ti me muero”, “No puedo pasar la vida sin ti”, son completamente irreales y falsas. No porque esté en contra del amor, al contrario, me considero una persona bastante apasionada y romántica, sino porque realmente ninguna otra persona (hasta donde yo tengo entendido) tiene la capacidad de entrar en tu mente, modificar tus procesos bioquímicos y hacerte feliz o hacer que tu corazón deje de latir. Definitivamente nadie puede decidir por nosotros. Nadie puede obligarnos a sentir o a hacer algo que no queremos, tenemos que vivir en libertad. No podemos estar donde no nos necesiten ni donde no quieran nuestra compañía. No podemos entregar el control de nuestra existencia, para que otros escriban nuestra historia. Tal vez tampoco podamos controlar lo que pasa, pero sí decidir cómo reaccionar e interpretar aquello que nos sucede. La siguiente vez que pienses que alguien te lastima, te hace sufrir o controla tu vida, recuerda: No es él, no es ella… ERES TÚ quien lo permite y está en tus manos volver a recuperar el control. “Al hombre se le puede arrebatar todo, salvo una cosa: La última de las libertades humanas -la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino- para decidir su propio camino”.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Si Algún Día

Aguadulce. Almeria
Los olivos bajan los brazos,
Las uvas se sonrojan en la nariz,
Y la arena se ha vuelto fría

Bajo el blanco sol.
Socorristas y trabajadores de temporada
Regresan a sus verdaderas ocupaciones,
Y las figuras del belén serán esculpidas
Antes de la Navidad.

Es en septiembre
Cuando se quitan las velas a los veleros
Y la playa tiembla bajo la sombra
De un otoño no bronceado.
Es en septiembre
Que podemos vivir de verdad.


Es en septiembre
Cuando el verano se pone sus zapatos,
Y la playa es como un vientre
Que nadie ha tocado.
Es en septiembre
Que mi país puede respirar.

País de mis años jóvenes,
Allí donde mi padre está enterrado.
Mi escuela era calentada
Bajo el gran sol

En el mes de mayo, yo me voy,
Y te dejo para los extranjeros
Para irme al extranjero yo mismo,
Bajo otros cielos.

Pero en septiembre
Cuando vuelvo adonde nací,
Y mi playa me reconoce,
Abre los brazos de novia.
Es en septiembre
Que yo festejo el año nuevo.

Es en septiembre
Que yo me duermo bajo el olivo.

Si algún día me ves triste no me digas nada, solo quiéreme. Porque a veces, cuando me he roto por dentro, no necesito que nadie me recomponga, sino que alguien me acompañe mientras me recompongo yo sola.

Si alguna vez notas desazón en mi mirada día tras día, no corras a preguntarme qué me pasa, cómo me encuentro o qué me ha hecho sentir así. Por favor, en primer lugar intenta envolverme con la calidez de tu presencia. Hazme menos preguntas, dame más abrazos.Porque cuando me siento triste y mal, cuando me duele la tristeza y se me bloquea la mente, solo necesito estar en soledad sabiéndome acompañada. No me pidas que deje de estarlo, que no llore o que no me meta en mi mundo.

Si algún día me ves llorando, échame una mano sobre el hombro e invítame a hablar, aunque sea del tiempo. Porque la complicidad que se intuye en la permanencia será suficiente para que sienta el confort del hogar.

Si algún día me sientes triste, no huyas de mi tristeza. No me transmitas el mensaje de que soy indeseable, no me hagas sentir prescindible ni inútil. Porque si no toleras mis sombras, tampoco merecerás disfrutar de mis luces.

Si algún día me ves triste y no sabes qué hacer, déjame que entienda que soy importante pero respeta mi necesidad de introducirme en mí, de acogerme, de examinarme. No dejes que bloquee mi tristeza porque ella me ayuda a reflexionar y a analizar mi mundo.

Si algún día me ves triste, no me digas nada. Solo quiéreme. Si me encuentras en la soledad de la oscura noche, no me preguntes nada, solo acompáñame. Si me miras y no te miro, no pienses nada, compréndeme. Si lo que necesitas es amor, no tengas miedo, ámame.Yo, si algún día me siento triste, procuraré hablar contigo cuando me sienta con fuerzas. Procuraré sentirme importante, aceptar los matices y apreciar la bondad y el afecto que reside en el hecho de que me hayas acogido cuando más lo necesitaba.-Raquel Aldana-

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“Medicina musical”

La periodista y cantante española Sheila Blanco, a ritmo del tema “Badinerie”, del compositor alemán
Johann Sebastian Bach

Hace unos 2500 años, Platón advertía que “La música es una ley moral. Dota de alma al universo, de alas a la mente, permite a la imaginación volar, da encanto y alegría a todas las cosas, a la vida misma”. Pero entre las bondades que adjudica acertadamente a este arte, uno de los grandes iniciados de la antigua Grecia olvidó mencionar que también, como dice el viejo adagio, la música es medicina.

Recientemente publicamos una serie de beneficios que la música aporta a nuestra mente, entre ellos mitigar la ansiedad y acentuar la alegría. Sin embargo, de acuerdo a un nuevo análisis de 400 reportes científicos anteriores, el cual realizaron psicólogos de la McGill University, en Canadá, parece que hoy tenemos argumentos contundentes para postular a la música como una efectiva herramienta de sanación….

Las conclusiones obtenidas a partir de este extenso análisis fueron publicadas por Mona Lisa Chanda y Daniel Levitin, bajo el título The Neurochemistry of Music. Los autores lograron identificar cuatro áreas médicas en las que la música puede servir concretamente:

1. Recompensa, motivación y placer: por ejemplo, ayudar a tratar desórdenes alimenticios.

2. Estrés: reducir ansiedad.

3. Inmunidad: fortalecer nuestro sistema inmunológico

4. Afiliación social: facilitar la construcción de lazos afectivos y la cooperación.

Dichas áreas están conectadas con sus respectivos sistemas primarios neuroquímicos: dopamina y opiáceos, cortisol, serotonina y oxitocina.

Entre el acervo de estudios que determinaron diversas bondades neuromusicales, Chanda y Levitin reportan, por ejemplo, quince estudios que prueban que la música relajante reduce la presencia de cortisol (la hormona que produce el estrés) en las personas. También citan otra investigación que confirmó que participar en sesiones colectivas de percusiones revierte ciertos efectos del envejecimiento. Pero tal vez el más preciado ‘re-descubrimiento’, es un estudio donde se prueba que aquellos pacientes que escucharon música placentera previo a recibir una cirugía mostraron menores niveles de ansiedad incluso frente a aquellos pacientes a quienes se dosificó Valium en circunstancias similares…

Creo que el gran valor de este análisis que repasa cientos de estudios sobre la relación entre mente y música, es que no solo atrae nuevamente el reflector a las virtudes terapéuticas del ‘arte del sonido’, sino que realmente podría inaugurar una era de medicina musical, en la cual este instrumento se adopte no solo como complemento, sino como un elemento protagónico en distintas circunstancias y procesos médicos…

Independientemente de tus gustos musicales (supongo que la mejor es la que más te gusta), el punto es aprovechar, pragmáticamente, las virtudes de la música como herramienta de modulación anímica, ejercicio que ahora ha sido re-confirmado por la ciencia, y que en la práctica ha resultado siempre deliciosamente efectivo.   

Por Javier Barros del Villar

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Yo ya no se

Nos asomamos a veces a lo que fuimos antes de ser esto que vaya a saber si somos.”Julio Cortázar

Roberta Sá, António Zambujo e Yamandú Costa | “Eu Já Não Sei”

Yo ya no sé si hice bien o si hice mal en poner punto final a mi pasión ardiente. Yo ya no sé porqué quien sufre de amor, al cantar sufre mejor las penas que el pecho siente.

 Cuando te veo y en sueños sigo tus pasos, siento el deseo de lanzarme en tus brazos, tengo ganas de decirte frente a frente cuánta nostalgia hay de tu amor ausente.

En un loco anhelo, recordando lo que ya lloré, si te amo o si te odio yo ya no sé. Yo ya no sé sonreír como sonreía cuando en lindos sueños veía tu adorada imagen. Yo ya no sé si debo o no debo quererte pues quiero a veces olvidarte, quiero, pero no tengo coraje .


Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Sigo Alejándome

Aguadulce
before sunset.

Yo siento que nunca puedo olvidar a alguien con quien he estado porque cada persona tiene sus propias características. Uno no puede reemplazar a nadie. Lo que se perdió, se perdió. Cuando termino cada relación me lastima mucho. Nunca me recupero del todo. Por eso tengo mucho cuidado al involucrarme porque me duele mucho. Incluso cuando sólo me acuesto con alguien, en realidad no hago eso, por que extrañaré las cosas de esa persona. Me obsesionan las cosas pequeñas.

Tal vez estoy loca. Cuando era una niña, mi mamá me dijo que siempre llegaba tarde a la escuela. Un día ella me siguió para saber por qué. Yo me quedaba viendo las castañas caer de los árboles y rodar por la vereda, o a las hormigas cruzando el camino, la sombra de una hoja proyectarse en el tronco del árbol… cosas pequeñas.

Creo que lo mismo pasa con la gente. Veo en ellos pequeños detalles, muy propios de cada uno, que me conmueven y que extraño, y que siempre extrañaré.

Nadie se puede reemplazar porque todos están hechos de detalles hermosos y específicos.”

Antes del atardecer 

Before Sunset tiene lugar nueve años después de la primera película y se desarrolla en una sola tarde en París , Francia . Jesse, ahora un autor de best-sellers, tiene un encuentro casual con Céline mientras está de gira por Europa promocionando su último libro, un relato de su encuentro anterior en Viena. Se lamentan de no haber cumplido con sus planes anteriores de volver a encontrarse y deambulan por París teniendo conversaciones similares a las de la primera película. Al final de la película, Jesse regresa al apartamento de Céline e intencionalmente pierde su avión para regresar a los Estados Unidos y pasar más tiempo con ella.

La película se filmó íntegramente en locaciones de París. Se abre dentro de la librería Shakespeare and Company en la orilla izquierda . Otros lugares incluyen caminar por el distrito Marais del distrito 4 , Le Pure Café en el distrito 11 , el parque Promenade Plantée en el distrito 12 , a bordo de un bateau mouche desde Quai de la Tournelle hasta Quai Henri IV, el interior de un taxi, y finalmente “apartamento de Céline”. Descrito en la película como ubicado en 10 rue des Petites-Écuries, fue filmado en Cour de l’Étoile d’Or de rue du Faubourg St-Antoine.

La película fue filmada en 15 días, destaca por el uso de Steadicam para rastrear tomas y su uso de tomas largas ; el más largo de Steadicam dura unos 11 minutos. Se caracteriza por tener lugar esencialmente en tiempo real, es decir, el tiempo transcurrido en la historia es el tiempo de ejecución de la película. En el cambiante clima templado de París, esto creó desafíos para el director de fotografía Lee Daniel para igualar el color y la intensidad de los cielos y la luz ambiental de una escena a otra. La mayoría de las escenas se rodaron en secuencia, ya que aún estaban desarrollando el guión. La productora Anne Walker-McBay trabajó con menos tiempo y menos dinero del que tenía en Before Sunrise , pero aún así trajo la película a tiempo y dentro del presupuesto. La secuela se estrenó nueve años después de Before Sunrise , la misma cantidad de tiempo que ha transcurrido en la trama desde los eventos de la primera película.

Regina Spektor – Walking Away
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¿Y Encontraremos respuestas a las preguntas?

 “No sé por qué me salvó la vida. Quizá en esos últimos momentos el amó la vida con más intensidad que nunca, no sólo su vida, la de cualquiera, mi vida. Y lo único que quería eran las mismas respuestas que el resto de nosotros: ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?, ¿cuánto tiempo me queda? Todo lo que podía hacer era quedarme allí y verlo morir.”

Melody Gardot. From Paris with love

 Hay épocas para hacer preguntas, momentos en los que el corazón late lleno de dudas e incertidumbres.

Decía Albert Einstein que «nada es tan importante como cuestionarnos».  A menudo, formular preguntas es casi más decisivo que hallar soluciones. Al fin y al cabo, quien se atreve a dudar de las cosas, a sondearse a sí mismo a través de profundas cuestiones, demuestra esa capacidad de reflexión con la que hallar nuevas perspectivas a las cosas y sus realidades.

Lo que buscamos sobre todo es dar significado a lo que nos sucede.  Autoexplorarnos es un principio de autocuidado, es tomar contacto con nuestras necesidades presentes, sean personales, emocionales o existenciales, para desatar nudos, higienizar espacios psicológicos.

La necesidad de hacer preguntas sobre nosotros mismos puede aparecer a raíz de muchas circunstancias.

Factores como romper una relación, perder a alguien cercano, dejar el trabajo o incluso transitar por un contexto de crisis social nos obligan a ese ejercicio de necesitada introspección. Formulándonos cuestiones para intentar comprender lo que nos rodea y, sobre todo, para hallarle sentido. Es como hacer un alto en camino para tomar perspectiva  y calibrar nuestra brújula personal con el fin de saber hacia dónde queremos ir. Porque quien no se hace preguntas no halla respuestas

Cuando las personas logramos darle un significado a nuestra existencia, todo cambia. 

Señalaba Carl Rogers, célebre psicólogo que asentó las bases del desarrollo personal, que la verdadera felicidad está en aceptarse a uno mismo y en entrar en contacto con nosotros mismos. Hacer preguntas, cuestionarnos, reflexionar sobre en qué momento estamos, qué queremos, qué nos falta o qué nos duele nos permite dar forma a valiosas revoluciones

Esa revolución interna se consigue mediante un proceso complejo. No es otro que el de encontrar «coherencia».  La coherencia entre la conducta y los valores ser coherentes cognitiva y emocionalmente  porque cada cosa que hacemos está conectada a los pensamientos y las emociones. («mis emociones y pensamientos se orientan hacia un objetivo deseado, hacia una meta que me motiva»).Al final tal vez llegará esa etapa en la que encontraremos respuestas a las preguntas.

Parte de un artículo de Valeria Sabater

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

SERÁ

agosto 2020
Billie eilish. My future

 Será que uno a cierta edad se vuelve más selectivo para todo o ya más cansado y con todo lo vivido, elije lo que le queda más cómodo y lo que le da más paz… Será que a una cierta edad los amigos son tal vez menos pero más sinceros, nos quedamos con los que nos hacen bien, los que nos ayudan a crecer y se dejan ayudar al mismo tiempo… Será que los años nos ponen en el camino compañeros de vida que nos enseñan tantas cosas buenas como menos buenas…. Será que a cierta edad se empieza a respirar con más calma y al que agrede lo echamos, al que miente con maldad lo ignoramos, al resentido lo alejamos y buscamos abrazarnos a aquellos que como nosotros buscan recorrer el resto del camino en equilibrio emocional, sorteando las batallas y los éxitos que la vida nos depara y aunque el trabajo sigue siendo el sustento, ya empezamos a soñar con otras cosas que llenen nuestro tiempo… Será que descubrimos a nuestros padres a veces muy tarde y entendemos que no eran superhéroes sino almas hermosas que dieron lo mejor que ellos pudieron con aciertos y desaciertos… Será que el amor se transforma, las miradas confiesan lo que sienten, no mienten, quedan pocas peleas tontas, y desencuentros que duelan, más bien la vida misma con las risas y las penas en buena compañía, y la soledad también se disfruta, no es necesario tanto ruido ni griterío, el sillón, una manta, alcanzan para cerrar los ojos y hundirnos en algún sueño o algún bonito recuerdo… Será que la vida va pasando y las piezas se siguen acomodando, pero sin tanto apuro pensamos en como moverlas y como vivir … Será que la vida nos hizo más sabios si supimos aprovechar cada fracaso, cada dolor, cada desencanto para volvernos más fuertes, más sensibles, menos perfectos, más humildes, menos ambiciosos y más Humanos…Será…

Extraido de un texto de Mechi Mastandrea

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Siempre El Cine

Les Choses de la Vie

El verano, qué buen (mal) momento para plantearse lo que uno quiere hacer con su vida…© Cordon Press

The sound of silence El Graduado

En torno a las piscinas siempre ocurren cosas interesantes.  Lo aprendimos del cine y las series, inquietantes. A veces ¡todo junto! (no olvidemos las escenas piscineras de la última temporada de Stranger Things).

El auténtico horror puede nacer de una piscina en títulos como Les diaboliques (1955), pero normalmente emergen de ellas amoríos efervescentes que nos hacen soñar con vacaciones de color turquesa. Como aquellas de aquel disparatado y ligero romance, tan de los 90 y tan de resort, entre una niña Katherine Heigl y Dalton James, en Mi padre, ¡qué ligue! Difícil olvidar a aquel perplejo y atribulado padre (Gérard Depardieu) intentando tapar el traje de baño de inspiración brasileña de su hijita en la piscina del hotel.

Cinco piscinas de cine

‘Mi padre, ¡qué ligue!’ nos enseñó algunas cosas sobre el verano en los 90.© Touchstone Pictures

Suben las temperaturas y, sin embargo, no disminuyen demasiado las incertidumbres respecto a cómo nos bañaremos este verano en nuestras amadas piscinas. Por suerte, cinco propuestas de cine para piscinear a lo grande desde el salón de casa.

Cinco piscinas de cine

Las piscinas, según François Ozon, pueden tener un lado perturbador…© Alamy

SWIMMING POOL (2003)

Voyeurismo, discusiones familiares, tensión sexual no resuelta… Esta joya de François Ozon (director de la también perturbadora Joven y bonita y del bizarro musical 8 mujeres) la siempre eficaz Charlotte Rampling, en el papel de una escritora británica que ha perdido punch con su serie de novelas de misterio. Su editor la invita a buscar las musas en su casa de vacaciones en el sur de Francia, donde recibirá la inesperada e inoportuna visita de su libertina hija Julie (Ludivine Sagnier). En torno a esta piscina se ciernen nubarrones…

Cinco piscinas de cine

La Hepburn hacía como nadie de aristócrata caprichosa (y más a las órdenes de George Cukor).© Cordon Press

HISTORIAS DE FILADELFIA (1940)

La versión musical de esta historia que protagonizó Grace Kelly tiene una legión de seguidores (High Society, 1956), pero a nosotros nos cautiva más la versión en (glorioso) blanco y negro de Katharine Hepburn. Esta comedia de enredo firmada por George Cukor en la que James Stewart (periodista de sociedad) y Cary Grant (el encantador ex marido sinvergüenza) compiten, sin ser apenas conscientes, por el amor de una dama de alta sociedad a punto de casarse por segunda vez es tan refrescante como un chapuzón mañanero. Nunca olvidaremos el glamouroso baño de la Hepburn, gorrito incluido, en esa piscina señorial de Pensilvania en la que tantas cosas románticas y delirantes suceden en un solo día.

Cinco piscinas de cine

La piscina de ‘Under the Silver Lake’ recuerda mucho a aquella escena de Marilyn…© Pastel Productions

UNDER THE SILVER LAKE (2018)

Precisamente George Cukor (buen manejador de comedias y de piscinas) era quien dirigía la malograda Something’s Got to Give cuando Marilyn se encontró de forma prematura con la muerte, en 1962. El imaginario colectivo conserva empero esas tomas de ella chapoteando durante el rodaje en una piscina angelina, como solo ella habría sabido hacerlo, ante el objetivo de Lawrence Schiller. David Robert Mitchell (autor de It follows, uno de los títulos más relevantes del cine de terror de los últimos años) recreó con fidelidad esta escena en Under the Silver Lake, un filme neo-noir en el que un despistado Andrew Garfield trata de resolver la desaparición de una chica. Todo parece una mera excusa para regalarnos alucinantes imágenes lynchianas y para que Riley Keough emule a la rubia de oro 

Cinco piscinas de película

Ojalá flotar un poco a la deriva como Dustin Hoffman en ‘El graduado’…© Mike Nichols/Lawrence Turman Productions

EL GRADUADO (1967)

“Resulta cómodo ir a la deriva”, decía Dustin Hoffmann tumbado sobre la colchoneta, suspenso en las aguas claras de una piscina, dubitativo ante la vida y sus propias emociones. La célebre El graduado es perfecta para rescatar en estas fechas. ¿Qué puede haber más veraniego que una tentación a (des)tiempo? El debutante Hoffmann, de 29 años, pasaba en el filme por un adolescente seducido por una ¿madura? Anne Bancroft (tenía entonces 36 años), a las órdenes de Mike Nichols. Fue un éxito de crítica y público e hizo que Mrs. Robinson pasara a ser sinónimo de milf (mother I would f…), un concepto millennial que entonces no se manejaba pero tal vez se practicaba. Sea como fuere, con o sin banda sonora de Simon y Garfunkel, recuperemos aquel retrato de una juventud cualquiera, encorsetada en las expectativas de los demás, deseosa de encontrarse, desmelenarse y… tirarse a la piscina.

Cinco piscinas de cine

Un chapuzón con James Bond, un clásico.© Eon Productions

SKYFALL (2012)

Mucho se habla del bikini de Ursula Andress (James Bond contra el Dr. No) y hasta del de Halle Berry (Muere otro día) pero quizá no se mencionan lo suficiente los chapuzones de 007 en la forma del circunspecto Daniel Craig. Algunos somos más fans de Bond cuando toma la forma del actor inglés y, en esta entrega dirigida por Sam Mendes, se daba, con nocturnidad y alevosía, un baño a crol en un rooftop que se hacía pasar por localizado en Shanghai. En verdad se trataba del Virgin Active Canary Riverside Club, junto a un hotel (antes Four Seasons, ahora Plaza) del londinense distrito de Canary Wharf. Una urbanita y elegante infinity pool con vistas al Támesis que se modificaron luego digitalmente para semejar la ciudad china. Mientras esperamos que se estrene 

Artículo de Condé Nast Traveler

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La Voz del Silencio

Cansada de esperarte
con mis brazos vacíos de caricias,
con ansias de estrecharte
pensaba en las delicias
de esas noches, pasadas y ficticias Guadalupe Teresa Amor Schmidtlein,
 

Te doy las gracias con el corazón en la mano:
Por amarme tanto -sin saberlo tú siquiera-.
Por la quietud de mis noches en calma.
Por lo escaso de nuestros encuentros.
Por los paseos que no damos bajo la luna-.
Por el sol que nunca caerá sobre nuestras cabezas-.

Por no estar loco -¡ay!- por mí.
Por no estar loca -¡ay!- por ti.
Marina Tsvetaeva

LA VOCE DEL SILENZIO – Andrea Bocelli- Elisa Y lo que echo de menos en el mar del silencio, lo echo de menos mucho mas. De repente te das cuenta, que el silencio tiene la cara de las cosas que has perdido

Sören Kierkegaard fue uno de los grandes filósofos del siglo XIX, considerado por muchos el primer existencialista. Kierkegaard, pese a su temprana muerte, fue sumamente prolífico y penetrante en un gran número de temas, desde la psicología hasta la libertad, la ética, la fe y la teología (y merece notarse que escribió en un rico diálogo entre diferentes seudónimos, siendo no sólo un gran filósofo sino un gran escritor)…

La importancia del silencio en Kierkegaard no puede sobrestimarse, desde haber escrito uno de sus textos más importantes bajo el seudónimo Johannes de Silentio, hasta una constante alusión y retorno al silencio y a la esperanza, en la obediencia (palabra que significa “escuchar” ob-audire). Una de las frases que más se citan de Kierkegaard es la siguiente:

El estado actual del mundo y de la vida en general es uno de enfermedad. Si yo fuera un doctor y me pidieran mi opinión, les diría “Creen silencio.”

El remedio hace casi 200 años era crear silencio, para poder escuchar lo esencial. Hoy parece aún más urgente crear silencio, pues no sólo hay más ruido en todas partes debido al crecimiento industrial y al mandamiento económico de siempre estar produciendo más…

Doble ruido: el tecnológico y el ideológico; no sólo las constantes irrupciones de las máquinas, sino también el ruido de lo insignificante, el barullo de lo intrascendente y divertido, del constante entretenimiento y la banalidad, lo que Kierkegaard llamaba snakke.

El poeta sufí Rumi dice lo mismo de esta forma: “Tal vez estés buscando en las ramas aquello que sólo se puede encontrar en las raíces”. Tal vez la distracción, el entretenimiento y el dedicarnos a conseguir el éxito mundano sea un andar por las ramas, un rodeo que hace que nunca lleguemos al centro.

Kierkegaard escribió: “solo la persona que puede permanecer esencialmente en silencio puede hablar esencialmente, puede actuar esencialmente. El silencio es interioridad… La orientación del silencio hacia el interior es la condición para una conversación cultivada”. Sólo desde la quietud interior nos podemos relacionar plena y significativamente con el mundo exterior y establecer una relación personal íntima…..

Por Alejandro Martínez Gallardo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario