«Aguanta»

«Con el dolor podemos hacer dos cosas: convertirlo en odio, en rencor, o elaborarlo, sublimarlo y convertirlo en crecimiento, poesía, literatura,…» Cristina Peri Rossi

Playa de los Clicos Lanzarote
Joya Marleen – Nightmare
Aguanta, aguanta, está esperando una pesadilla … Como si nunca hubiera tenido miedo en sus ojos. Un espejo lleno de matices porque ella está tan harta de que le digan

Dicen que existen 6 emociones universales: asco, miedo, sorpresa, alegría, ira y tristeza. Es un mundo paralelo pero conectado al que conforman los sentimientos, bastantes más variados y complejos. La suma de todo ello – más el destino y el carácter diría Bauman- nos conforma.

Literland
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

«Que me disculpe el tiempo»

«Que me disculpe la coincidencia por llamarla necesidad.
Que me disculpe la necesidad, si a pesar de ello me equivoco.
Que no se enoje la felicidad por considerarla mía…
Que me disculpe el tiempo por el mucho mundo pasado
por alto a cada segundo». Wisława Szymborska

Fotos hechas en Arrecife. Lanzarote marzo2022
Foo Fighters- These Days

¿Crear tu vida?

Joe Dispenza, bioquímico y neurocientífico, se está convirtiendo en estos últimos años un abanderado de la mente y la realidad cuántica. Dispenza afirma que “la mente determina la experiencia exterior, porque todo se reduce a campos de energía, de modo que nuestro pensamiento altera constantemente nuestra realidad”. Así pues, según el autor es posible cambiar las circunstancias de la realidad si sabemos cómo”.

“La mayoría de las personas están pensando en sus problemas en lugar de pensar en las posibilidades”.

Dispenza asegura que creamos nuestro futuro. La cuestión es que siempre creamos el mismo reafirmando nuestra personalidad. Vivimos guiados por una serie de pensamientos, conductas y reacciones emocionales que hemos memorizado y que son muy adictivos. Afirma que son como programas informáticos instalados en el subconsciente.

Así pues, según el autor, parte del cambio para crear la vida que queremos radica “en ser más grande que las circunstancias de tu vida. O somos las víctimas de nuestra realidad o los creadores”. Dispenza asegura que cuando tenemos una visión de la vida, nuestro comportamiento debe responder a sus intenciones. La mente y el cuerpo deben trabajar juntos, debe haber coherencia. Para que ocurra algo nuevo, hemos de hacer que suceda algo nuevo. “Si quiere crear una nueva realidad persona, tiene que, literlamente, convertirse en otra persona”.

Nota de editorial: la teoría expuesta en este artículo, en lo que a la parte psicológica se refiere, actualmente no cuenta con una base experimental sólida que la sostenga. Lo que sí está comprobado es que nuestra manera de pensar, a través de fenómenos como el de la profecía autocumplida, tiene un fuerte impacto sobre la realidad que configuramos con nuestra conducta, aunque sea de manera indirecta.

Joana Pérez

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¿He Perdido el Norte?

«No me den fórmulas ciertas, porque no espero acertar siempre. No me muestren lo que esperan de mí porque voy a seguir mi corazón. No me hagan ser lo que no soy, no me inviten a ser igual, porque soy diferente. No sé amar por la mitad, no sé vivir de mentira.» Clarice Lispector

Avogado6
¿He perdido el norte?- Clio Ai-je perdu le nord

Y me fui de todas partes
Me perdí todo el tiempo
Llegada no se donde
No se el porqué ni cómo
¿Por qué? ¿Cómo? ‘O’ ¿Qué?

¿He perdido el norte?
No hay nadie en ninguna parte
¿Todos son sordos? ¿Están todos muertos?
Ya no hay nadie alrededor
¿He perdido el norte?
No hay nadie en ninguna parte
¿Todos son sordos? ¿Están todos muertos?

Quería largarme sin un centavo
Completamente solo en mi camion
Viviendo una vida de escándalo
De heroína en fuga
Adiós aburrimiento, me borro
Quiero la noche, las estrellas
Estallé en voz alta
Robo en los puestos, me acechas, me voy

Y me fui de todas partes
Me perdí todo el tiempo
Llegada no se donde
No se el porqué ni cómo
¿Por qué? ¿Cómo? ‘O’ ¿Qué?

¿He perdido mi camino?

Vivo sola en mi silencio
Hago mi farsa, mis confidencias
Pero ella me sostiene o me consuela
Y luego bailo
No hay un gato en mis vacaciones
Soy la única que baila
Quien levanta un brazo, comienza de nuevo
Soy la única que baila

¿He perdido el norte?

Sony World Photography Awards:

Aunque el Planeta y la sociedad en muchas ocasiones se tornen espeluznantes, preferimos ver el vaso medio lleno y ser conscientes de la inconmesurable belleza que encierran todas las partes del mundo.

Poder viajar por todos los continentes capturando instantes únicos con una cámara de fotos es un privilegio al alcance de unos afortunados que, con sus instantáneas, nos hacen partícipes de su fortuna.

Gracias a su labor y a esas ventanas al mundo que nos abren concursos como los Sony World Photography Awards, tenemos la oportunidad de conocer y disfrutar de lugares con los que solo podemos soñar.

En el certamen de este año participaron 340.000 propuestas con temas que van desde los paisajes mágicos de Turquía, hasta un retrato íntimo de unos hermanos birmanos. Aproximadamente, 170.000 de estos trabajos pertenecen a la categoría de Premios Nacionales del concurso, que recientemente anunció sus ganadores .

La selección final ofrece una mirada variada e impactante sobre el estado de la fotografía contemporánea y nuestras diversas culturas, documentando tanto escenas surgidas de la casualidad como otras planificadas, pero igualmente espectaculares.

Las fotos seleccionadas de la competición se expondrán del 13 de abril al 2 de mayo en Somerset House en Londres, un espacio abierto a conocer los sitios y las culturas más increíbles del Planeta y a algunos de los mejores fotógrafos que existen.

Thanh Nguyen Phuc. Imagen ganadora en la categoría Premios Nacionales: Viajes.

Edina Csobot. Imagen ganadora en la categoría Premios Nacionales: Retrato.
Meta Meiryna. Imagen ganadora en la categoría Premios Nacionales: Retrato.
Martina Dimunova. Imagen ganadora en la categoría Premios Nacionales: Retrato.

Artículo leído en la revista Cultura Inquieta

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Aprendiendo A Caminar

Foo Fighters-Walk
Foto tomada en Lanzarote. El Charco de S. Gines Arrecife. Marzo 2022

Voy en un tren sentada de espaldas, en dirección contraria, al sentido en el que avanza el convoy. Siento que me alejo de algo. Si estuviera sentada en el mismo sentido del tren, sé que sentiría que me acerco, que avanzo hacia algún destino. Un simple giro y la percepción que tengo de las cosas es completamente distinta. Intento hacer lo mismo con otras cuestiones. A veces hasta me sale bien. Cuando me pasa algo desagradable, visualizo un dron que sube por encima de mí, hasta que sólo soy un punto más en un mar de puntos: la situación se hace notablemente menos pesarosa y lo que me afectaba tanto se diluye completamente. O casi. Todo se complica más cuando intento aplicar el ‘sistema dron’ a las cuestiones sociológicas y políticas. Ahí me da a mí que no vale el dron, que, más bien al contrario, hay que reducir la escala y mirar las cosas desde muy cerca, casi a flor de piel, para comprenderlas mejor. Sería el antidron, el macro.

Parte de un artículo Isabel Coixet

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Si Que Puedo

«Tal vez la felicidad sea esto: no sentir que debes estar en otro lado, haciendo otra cosa, siendo alguien más» .Isaac Asimov

El Kanka. Si que puedes

Cueva de Los Jameos Lanzarote marzo 2022

El autorretrato tiene que ver con el ego y el narcisismo pero también con el autoconocimiento, la reflexión y el análisis crítico del cuerpo, la belleza y su expresión; el autorretrato facilita la construcción de la autoimagen mediante la autorepresentación, así como, el reconocimiento del impacto de la mirada de los demás en ese proceso.

La palabra retrato significa en su variante latina “sacar fuera”. ¿Será que a través del autorretrato podremos sacar fuera aquello que está dentro?

El autorretrato puede ser un instrumento para conocerse, una forma de exponer nuestro cuerpo pero también que manifiesta el sentir y el modo íntimo de ser. Un autorretrato es un mapa de tu mundo íntimo, una declaración de intenciones, un testimonio sobre quién eres y cómo te muestras.

El autorretrato manifiesta nuestra necesitad de permanencia y es metáfora de la identidad

Durante milenios el autorretrato fue delito. En el antiguo Egipto solo los faraones tenían derecho a retratarse, privilegio que se amplió a sacerdotes y altos dignatarios de la época. El cristianismo tampoco mejoró la situación, la filosofía de la época señalaba al cuerpo como cárcel del alma, ya lo decía Platón. Hubo que esperar a las miniaturas medievales para encontrar algún dibujo. Solo cuando el ser humano disfrutaba de más libertad e independencia individual empezaron a proliferar los autorretratos, a partir del siglo XV, en la pintura sobre todo.

Desde ese momento el autorretrato ha sido uno de los géneros artísticos por excelencia. La pintura de autorretrato se erigió como símbolo de nuestra necesidad de permanencia , y la propia imagen se convirtió en una metáfora de la identidad y del poder.

El autorretrato transforma y desmonta el canon de belleza

En la segunda mitad del siglo XX, comienzan a emerger propuestas artísticas con distintos tipos de autorretrato, donde el cuerpo es el elemento más importante de la creación artística. Así la obra de Ana Mendieta,  Eleanor Antin o John Coplans, por poner tres ejemplos  retratan el paso del tiempo, cuerpos descontextualizados, la belleza como elementos efímeros.

Naomi Wolf en su libro “El mito de la belleza” evidencia que cuando cayeron las estructuras de poder tradicionales que habían oprimido a la mujer, se erigieron otras nuevas con mayor impacto psicológico y mucho más difíciles de romper.

Muchas mujeres tienen más dinero, poder, campo de acción y reconocimiento legal del que jamás habíamos soñado, pero con respecto de cómo nos sentimos acerca de nosotras mismas físicamente, puede que estemos peor que nuestras abuelas no liberadas. Naomi Wolf

El autorretrato construye el autoconcepto y evalúa de la autoestima

La construcción de la imagen corporal comienza en la infancia, bajo la influencia de múltiples factores, como el momento histórico, la cultura y sociedad en la que se vive. Las imágenes, los juguetes y las formas corporales que existen en la sociedad inician la creación de esta imagen.

La imagen corporal es la representación del cuerpo que cada persona construye en su mente, partiendo de su particular percepción. La imagen corporal formará parte del autoconcepto que, según Burns (1990), es el conjunto de percepciones, ideas u opiniones que el individuo tiene de si mismo; independientemente de que sean falsas o verdaderas, objetivas o subjetivas, estas opiniones nos permiten describirnos a nosotros mismos

 La imagen corporal es subjetiva, pero ningún otro elemento esta tan expuesto a la evaluación publica y privada. El cuerpo es la parte mas visible y sensible de una persona. David Burns

El autorretrato es pulsión y deseo de conocerse

El autorretrato es un proceso de indagación sobre el yo.

Es imposible acceder a la propia imagen de una forma directa, por eso es necesario recurrir a su representación a través del autorretrato, del espejo, de la fotografía, de la imagen del otro o del recuerdo.

El autorretrato encuentra todas tus versiones y matices

Podemos mirarnos en un espejo, podemos reflexionar sobre cómo somos, podemos preguntar a nuestros amigos, pero si tenemos una cámara de fotos, el autorretrato es la mejor elección.

Otra razón importante para autorretratarse es encontrar todos tus matices, todas las personas que puedes ser, autoafirmar tu personalidad, realizar alguna fantasía que no podrías hacer en la realidad, como identificarte con algún personaje, disfrazarte o fotografiarte de forma erótica. Embellecer tu imagen o manipular tu figura con ciertos programas informáticos también te permitirán ver otros personajes en ti.

Es evidente que somos seres plurales, en cada hora del día, época de la vida, momento o lugar representamos, como grandes actrices y actores, el rol que elegimos, o el que otros esperan del personaje que nos han atribuido. Elaboramos la propia imagen a partir de las experiencias e imaginaciones personales, pero también a partir de las expectativas de los demás.

El autorretrato facilita aceptar y querer aquello que soy.

Reconocerse en un autorretrato no es fácil, sabemos quiénes somos pero nunca nos hemos visto la cara de frente. Las imágenes pueden cambiar de ángulo, de luz, pero reconocerse es intuitivo y automático aunque nuestro rostro cambie de forma permanente. Un estado anímico altera la expresión, pero continuamos reconociéndonos.  Estar alegres, tristes, con rabia o dolor cambia nuestro aspecto totalmente, pero seguimos encontrándonos en la imagen.

Parte de un artículo de ANDANA foto

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

«A Veces»

«A veces no necesitamos que alguien nos arregle, a veces, solo necesitamos que alguien nos quiera, mientras nos arreglamos nosotros mismos». — Julio Cortázar

Madrid. foto tomada en el Museo  thyssen bornemisza
Si a veces hablo de ti

«Hay que dejar ir lo que te duele aunque te duela dejarlo ir». Vivir de nostalgias puntuales enriquece e inspira, pero sobrevivir de forma perpetua del recuerdo y lo que dejaste ir, erosiona como esas rocas embestidas una y otra vez por el dolor del oleaje. Valeria Sabater

Tengo una soledad tan concurrida
Tan llena de nostalgias y de rostros de vos
De adioses hace tiempo y besos bienvenidos
De primeras de cambio y de último vagón

Tengo una soledad tan concurrida
Que puedo organizarla como una procesión

Por colores, tamaños y promesas
Por época, por tacto y por sabor

Sin un temblor de más
Me abrazo a tus ausencias
Que asisten y me asisten
Con mi rostro de vos

Estoy lleno de sombras
De noches y deseos
De risas y de alguna maldición

Mis huéspedes concurren
Concurren como sueños
Con sus rencores nuevos
Su falta de candor
Yo les pongo una escoba tras la puerta
Porque quiero estar solo
Con mi rostro de vos.

Pero el rostro de vos
Mira a otra parte
Con sus ojos de amor que ya no aman
Como víveres que buscan su hambre
Miran y miran y apagan mi jornada

Las paredes se van
Queda la noche
Las nostalgias se van
No queda nada

Ya mi rostro de vos
Cierra los ojos
Y es una soledad
Tan desolada

Mario Benedetti. Rostro de vos

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Sin Miedo, Donde Se Mueven Las Estrellas.

«La soledad era fría, es cierto, pero también era tranquila, maravillosamente tranquila y grande, como el tranquilo espacio frío en el que se mueven las estrellas».– Hermann Hesse

BRUGGE Octubre 2021

Sinceramente Tuyo. Joan Manuel

No escojas solo una parte Tómame como me doy entera y tal como soy No vayas a equivocarte Soy sinceramente tuya Pero no quiero mi amor Ir por tu vida de visita Vestida para la ocasión Preferiría con el tiempo Reconocerme sin rubor Cuéntale a tu corazón Que existe siempre una razón Escondida en cada gesto Del derecho y del revés Uno siempre es lo que es Y anda siempre con lo puesto Nunca es triste la verdad Lo que no tiene es remedio Y no es prudente ir camuflado Eternamente por ahí Ni por estar junto a ti Ni para ir a ningún lado No me pidas que no piense En voz alta por mi bien Ni que me suba a un taburete Si quieres probare a crecer Cuéntale a tu corazón Que existe siempre una razón Escondida en cada gesto Del derecho y del revés Uno es siempre lo que es Y anda siempre con lo puesto Nunca es triste la verdad Lo que no tiene es remedio

Al adaptarnos a las expectativas de los demás, al tratar de no ser diferentes, logramos acallar aquellas dudas acerca de nuestra identidad y ganamos así cierto grado de seguridad. Sin embargo, el precio de todo ello es alto. La consecuencia de este abandono de la espontaneidad y de la individualidad es la frustración de la vida.

Erich Fromm – El miedo a la libertad.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

No Todavía, No Ahora.

No quiero la indiferencia. No todavía, no ahora. Llaman indulgencia y sabiduría a esta inercia del corazón: esa indiferencia es la muerte que se instala en nosotros. Simone de Beauvoir

Foto tomada en Brujas. Octubre 2021
Maroon 5 – Memories

El arrepentimiento es, posiblemente, una de las emociones más interesantes en el ser humano y a la vez, de las menos estudiadas. El mero hecho de experimentarla ya dice mucho de nosotros, es más, tal y como señalaba Cervantes, es auténtica medicina para el alma.

 Es común arrepentirnos de muchas cosas en el día a día: elecciones, comportamientos, palabras dichas, compras realizadas, haber descuidado algo o a alguien… Podríamos dar sin duda mil ejemplos.

Duelen, por encima de todo, las malas elecciones, esas que en un momento dado, llegaron a cambiar nuestra vida. Carcome a su vez el posible daño que pudimos hacer a otros en el pasado, como también quema y nos arrepentimos de haber prestado nuestra confianza a aquellos que nos terminaron traicionando.

Decía Maquiavelo, con gran acierto, que es mejor hacer y arrepentirse que no hacer y arrepentirse más tarde. Muchos de nosotros hemos oído decir a alguien: «yo no me arrepiento de nada». ¿Puede ser esto verdad?

Tener ante nosotros a una persona que considera que todo lo hecho, dicho, realizado y experimentado a lo largo de su existencia ha sido acertado, es el anuncio de una infalibilidad un poco dudosa. Admitámoslo, la mayoría cambiaríamos unas palabras, un gesto, un silencio, por pequeño que sea. 

El arrepentimiento combina razón y emoción, es un sentimiento más dentro  de un abanico muy amplio y como tal, tiene una finalidad. Su propósito no es otro que el de ajustar nuestra conducta, dotarnos de experiencia y permitirnos actuar en el futuro de un modo más acorde a nuestra personalidad, valores y necesidades.

De este modo, quien carece de remordimientos, quien no se arrepiente de nada, o bien no ha vivido o experimentado lo suficiente o tal vez, carece de un adecuado sentido de perspectiva. Porque vivir también es equivocarse y asumir el error. Es elegir determinados caminos y arrepentirnos de haberlo hecho. Gracias a esas experiencias nos conocemos mejor, descartamos opciones, crecemos y avanzamos con mayor sabiduría.

Existe una idea muy común relacionada con el hecho de que las personas solemos arrepentirnos más de aquello que no hicimos que de lo que llegamos a realizar. Sin embargo, tal y como hemos señalado al inicioel arrepentimiento en el ser humano es más intenso debido a la acción que a la inacción.

Fueron los psicólogos Daniel Kahneman y Amos Tversky quienes demostraron esta realidad gracias a un interesante estudio que más tarde fue replicado por otras universidades como, por ejemplo, la de Tilburg, en los Países Bajos. Así, algo que ha podido verse es que esta emoción es muy común en el ámbito afectivo y relacional.

Nos arrepentimos de no haber trabajado lo bastante en ciertos vínculos que al final acabaron rompiéndoseLamentamos haber dejado a algunas personas, como también, haber dado nuestro afecto a alguien que no lo mereció. Asimismo, también es común experimentar arrepentimiento en materia de compras, algo que al parecer está en el orden del día.

Lo más interesante de todo es que caer en estos escenarios de divagación repercute positivamente en nosotros. ¿La razón? Dichos análisis, dichos esfuerzos cognitivos, nos ayudan a delimitar actuaciones futuras. Es decir, el arrepentimiento no deja de ser un ejercicio de reflexión donde conocernos mejor y clarificar cómo debemos comportarnos de ahora en adelante para ajustar conductas con deseos, actos con valores.

Valeria Sabater

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

reyes

«Mientras puedas reír, aunque tengas mil razones para desesperarte, debes continuar. Reír es la única excusa de la vida, ¡la gran excusa de la vida! Y debo decir que incluso en los momentos de profunda depresión he tenido fuerzas para reír». Emil Cioran

Foto tomada en Kyoto. Noviembre 2019

 

Senza fine Gino Paoli Sin fin
Sin fin
Soñar
Para poder recordar
Lo que ya hemos vivido
Sin fin
Eres un momento sin fin
no tienes ayer
no tienes mañana
todo es ahora

CARTA A LOS REYES MAGOS

Para un niño, escribir una carta a los reyes magos, fue durante cierto tiempo, la ilusionante emoción de sentir la existencia de alguien a quien pedir, que, con toda seguridad, iba a atender sus peticiones, aunque casi nunca sus deseos concretos, pues fácilmente se podía solicitar una cosa y recibir otra distinta. La buena mezcla de magia y realismo, recibiendo así también, una de las primeras y grandes lecciones en la vida: cuando uno cree alcanzar una meta, casi nunca se llega exactamente al lugar pretendido, o no es como creíamos. Siendo la mayoría de las veces una suerte. Siempre hay que hacer de la necesidad virtud. Para un adulto, escribir una carta a los reyes magos es una petición a uno mismo, un reto, una exigencia. Los reyes, como es sabido, son los padres y llega un momento en que el único padre que queda eres tú. Y no es nada fácil pedir ¿No tendría sentido demandar lo que no puedes dar o alcanzar? No procede requerir salud, pues ésta es un objetivo que deberás lograr con suerte y autocuidados, pero no es algo que puedas obtener como tal en ningún sitio. Lo mismo ocurre con el dinero, salvo que vayas en busca de un tesoro oculto o te hayan dicho dónde está “El dorado” que nunca encontraron los conquistadores españoles. ¿Y qué decir del amor romántico? Lo primero sería acordarse como era, lo segundo aclarar sus ventajas. Constatando que no se puede implorar lo que no depende de ti, al menos solo de ti. Así que, aunque una famosa canción decía aquello de: “Tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor”. No se pueden pedir ninguna de las tres cosas. Muchos estarán pensando que lo mejor será darse un capricho y comprarse algo bonito y caro si es posible. Pero eso es poco ambicioso, para tal cosa no hacen falta los reyes magos, cualquier día es factible ir a una tienda y adquirir lo que puedas o lo que no puedas -financiado-. Falaz sociedad de consumo de placeres compulsivos y efímeros. No lo he tenido que pensar mucho, solo mirarme al espejo y contemplar el paso del tiempo, para pedir a los Magos de Oriente que hasta el fin de mis días me mantengan la expresión de mi cara, esa que construyen la mirada y la boca. Que se vaya marchitando la piel -lo menos posible- y perdiendo firmeza los músculos o el pelo -lo mínimo- pero que no se apague la luz, esa que viene de dentro y nos hace ser lo que somos. Eso es, solo quiero seguir siendo yo y no perderme un día en la sombra de los reflejos o deslumbrado por los focos de la banalidad y no verme nunca más. Quiero seguir acordándome de lo que sé y continuar siempre preguntándome por lo que nunca sabré. Llevar las riendas de unos caballos que quieran salir corriendo, aunque no corran. No son muchas cosas, es solo una: ser yo. Con eso podré conseguirlo todo o nada, dará igual. Es poder mantener el deseo de seguir a la estrella que dicen que llevaba a Belén.

Antonio Marín Pérez. Murcia a 4 de Enero de 2022

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Donde Quiera Que Estéis

9 de Enero. In Memoriam

Cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre” -Gabriel García Márquez-

Después de la muerte de los padres, la vida cambia mucho. O quizás, muchísimo. Enfrentar la orfandad, incluso para personas adultas, es una experiencia sobrecogedora. En el fondo de todas las personas siempre sigue viviendo ese niño que siempre puede acudir a la madre o al padre para sentirse protegido. Pero cuando se van, esa opción desaparece para siempre.

Vas a dejar de verlos, no una semana, ni un mes, sino el resto de la vida. Los padres fueron las personas que nos trajeron al mundo y con quienes se compartiste lo más íntimo y frágil. Ya no estarán aquellos seres por los que, en gran medida, llegamos a ser lo que somos.

Nunca estamos del todo preparados para enfrentar la muerte, más aún si se trata de nuestros padres. Es una gran adversidad que difícilmente se llega a superar totalmente. Normalmente lo máximo que se consigue es a asumirla y a convivir con ella. Para superarla, al menos en teoría, tendríamos que entenderla y la muerte, en sentido estricto, es del todo incomprensible. Es uno de los grandes misterios de la existencia: quizás el más grande.

Obviamente, el modo en el que integremos las pérdidas va a tener mucho que ver con la manera en la que se hayan producido. Una muerte de las llamadas “por causas naturales” es dolorosa, pero lo es más un accidente o un asesinato. Si la muerte fue precedida por una larga enfermedad, la situación es muy distinta a cuando se produjo de manera súbita.

También incide la diferencia en tiempo entre la muerte del uno y el otro: si media poco tiempo, el duelo será más complejo. Si, en cambio, el lapso es más extenso, seguramente estaremos un poco mejor preparados para aceptarlo

Realmente no solo se va un cuerpo, sino todo un universo. Un mundo hecho de palabras, de caricias, de gestos. Inclusive, de reiterativos consejos que a veces hartaban un poco y de“manías” que nos hacían sonreír o frotarnos la cabeza porque les reconocemos en ellas. Ahora comienzan a extrañarse de un modo inverosímil.

La muerte no avisa. Puede presumirse, pero nunca anuncia exactamente cuándo va a llegar. Todo se sintetiza en un instante y ese instante es categórico y determinante: irreversible. Tantas experiencias vividas al lado de ellos, buenas y malas, se estremecen de repente y quedan sumidas en recuerdos. El ciclo se cumplió y es momento de decir adiós.

Porque con la muerte comienzan a entenderse muchos aspectos de las vidas de las personas fallecidas. Aparece una comprensión más profunda. Quizás, el hecho de no tener presente a las personas queridas suscita en nosotros el entendimiento sobre el porqué de muchas actitudes hasta entonces incomprensibles..

Por eso, la muerte puede traer consigo un sentimiento de culpa frente a quien murió. Es necesario luchar contra ese sentimiento, ya que no aporta nada, sino hundirte más en la tristeza, sin poder remediar nada ¿Para qué culparse si uno cometió errores? Somos seres humanos y acompañando a esa despedida tiene que existir un perdón: del que se va hacia el que se queda o del que se queda hacia el que se marcha.

Cuando mueren los padres, con independencia de la edad, las personas suelen experimentar un sentimiento de abandono. Es una muerte diferente a las demás. A su vez, algunas personas se niegan a darle la importancia que el hecho se merece, como mecanismo de defensa, en forma de una negación encubierta. Pero esos duelos no resueltos retornan en forma de enfermedad, de fatiga, de irritabilidad o síntomas de depresión.

Los padres son el primer amor

No importa cuántos conflictos o diferencias se haya tenido con ellos: son seres únicos e irreemplazables en el mundo emocional. Aunque seamos autónomos e independientes, aunque nuestra relación con ellos haya sido tortuosaCuando ya no están, se experimenta su falta como un “nunca más” para una forma de protección y de apoyo que, de uno u otro modo, siempre estuvo ahí.

De hecho, quienes no conocieron a sus padres, o se alejaron de ellos a temprana edad, suelen cargar toda su vida con esas ausencias como un lastre. Una ausencia que es presencia: queda en el corazón un lugar que siempre los reclama.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario