No Te Enseñan

Estuve haciendo una lista de todo aquello que no te enseñan en el colegio:
No te enseñan cómo amar a alguien.
No te enseñan cómo ser rico o cómo ser pobre.
No te enseñan cómo alejarte de esa persona a la que ya no amas.
No te enseñan cómo saber qué pasa por la mente de los demás.
No te enseñan qué decirle a un moribundo.
No te enseñan nada que valga la pena saber.” Neil Gaiman

¿Has estado alguna vez enamorado? Es horrible, ¿verdad?, te hace tan vulnerable. Abre tu pecho y abre tu corazón y significa que alguien puede meterse dentro de ti y echarte a perder. Construyes todas esas defensas, te fabricas toda una armadura para que nada te pueda hacer daño, y entonces una persona estúpida, que no es diferente de cualquier otra persona estúpida, entra como si tal cosa en tu estúpida vida… Les das un trozo de ti. Ellos no lo pidieron. Hicieron algo estúpido un día, como besarte o sonreírte, y entonces tu vida deja de ser tuya. El amor toma rehenes. Se mete dentro de ti. Se alimenta de ti y te deja llorando en la oscuridad, una frase tan simple como “quizá deberíamos ser sólo amigos” se convierte en un trozo de cristal introduciéndose en tu corazón. Duele. No sólo en la imaginación. No sólo en la mente. Es un dolor en el alma, un verdadero “se mete dentro de ti y te destroza” dolor. Odio el amor.”

The Sandman . Neil Gaiman

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una Canción Para Tí

Foto realizada en noviembre 2019 en el templo Kiyomizu-dera (清水寺, literalmente significa templo del agua pura)
Donny Hathaway a song for you

Si…

Si puedes conservar la cabeza cuando a tu alrededor
Todos la pierden y te echan la culpa;
Si puedes confiar en tí mismo cuando los demás dudan de tí
Pero al mismo tiempo tienes en cuenta su duda;
Si puedes esperar y no cansarte de la espera,
O siendo engañado por quienes te rodean, no pagar con mentiras,
O siendo odiado, no dar cabida al odio,
Y no obstante, ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad:

Si puedes soñar y no dejar que los sueños te dominen;
Si puedes pensar y no hacer de los pensamientos tu objetivo;
Si puedes encontrarte con el Triunfo y la Derrota
Y tratar a estos dos impostores de la misma manera;
Si puedes soportar al escuchar la verdad que has dicho
Tergiversada por bribones para tender una trampa a los necios,
O contemplar destrozadas las cosas a las que dedicaste tu vida,
y agacharte y reconstruirlas con las herramientas desgastadas:

Si puedes hacer una pila con todos tus triunfos
Y arriesgarlo todo de una vez en un golpe de azar,
Y perder, y volver a comenzar desde el principio
Y no dejar escapar nunca una palabra sobre tu pérdida;
Si puedes hacer que tu corazón, tus nervios y tus músculos
Te respondan mucho después de que hayan perdido su fuerza,
Y permanecer firmes cuando nada haya en ti
Excepto la Voluntad que les dice: “¡Adelante!”.

Si puedes hablar con la multitud y perseverar en la virtud,
O caminar junto a reyes sin perder tu sentido común;
Si ni los enemigos ni los buenos amigos pueden dañarte;
Si todos los hombres cuentan contigo pero ninguno demasiado;
Si puedes llenar el preciso minuto
Con sesenta segundos de un esfuerzo supremo,
Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,
Y, lo que es más, serás un Hombre, ¡hijo mío!

Carta de un padre a su hijo (Rudyard Kipling)

If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you;
If you can trust yourself when all men doubt you
But make allowance for their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
Or being lied about, don’t deal in lies,
Or being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise:

If you can dream–and not make dreams your master;
If you can think–and not make thoughts your aim;
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two impostors just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to, broken,
And stoop and build ‘em up with worn-out tools:

If you can make one heap of all your winnings
And risk it all on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breath a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: “Hold on!”

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings–nor lose the common touch;
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much,
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run,
Yours is the Earth and everything that’s in it,
And–which is more–you’ll be a Man, my son!

Carta de un padre a su hijo (Rudyard Kipling)

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ha Pasado Mucho Tiempo

Portugal.Costa Nova
Un cambio va a venir
Nací junto al río en una pequeña tienda de campaña
Y como el río que he estado corriendo desde entonces
Ha pasado mucho, mucho tiempo
Pero sé que vendrá un cambio, oh sí lo hará


Ha sido muy duro vivir, pero tengo miedo de morir
Porque no sé qué hay allá arriba más allá del cielo
Ha pasado mucho, mucho tiempo
Pero sé que vendrá un cambio, oh sí lo hará


Voy al cine y voy al centro
Alguien sigue diciéndome que no te quedes
Ha pasado mucho, mucho tiempo
Pero sé que vendrá un cambio, oh sí lo hará


Entonces voy a ver a mi hermano
Y digo hermano ayúdame, por favor
Pero acaba golpeándome
De rodillas

Hubo momentos en los que pensé que no podía durar mucho tiempo
Pero ahora creo que soy capaz de seguir adelante
Ha pasado mucho, mucho tiempo
Pero sé que vendrá un cambio, oh sí lo hará

https://www.arte.tv/es/videos/066299-009-A/al-amor

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Yo Tampoco necesito aplausos

CARTA LEÍDA EN EL PAÍS SEMANAL QUE EXPRESA MIS PENSAMIENTOS DE FORMA MAGISTRAL, SIGO SIN SER UNA HÉROE

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“Las Alas de la Mente”

Kyoto noviembre 2019. Arashiyama

 

“La música es una ley moral. Dota de alma al universo, de alas a la mente, permite a la imaginación volar, da encanto y alegría a todas las cosas, a la vida misma”. Platón

Música y arte son dos conceptos que llevan explorándose mutuamente desde el origen de los tiempos. 

MOMA starry night

La noche estrellada de Van Gogh, 1889. MOMA, Museum of Modern Art, New York 

El arte y la música nos permiten explorar y experimentar emociones e ideas a partir de lo que sentimos, vemos y oímos.  Esas emociones se plasman de muchas maneras y causan algún efecto en quien esté escuchando u observando. Por el vínculo emocional que hay en la realización e interpretación de una obra, es una exploración y una experiencia para el artista y para el intérprete.

Por eso, el MoMA, ha creado una lista de canciones que se han compuesto para rendir homaaje a obras de arte o a artistas. Un nuevo ejercicio de justicia poética de la música al arte

Artículo leido Cultura Inquieta

MoMAWeb

Vincent van Gogh. The Starry Night. 1889. Oil on canvas, 29 × 36 ¼” (73.7 × 92.1 cm). Acquired through the Lillie P. Bliss Bequest (by exchange). Conservation was made possible by the Bank of America Art Conservation Project

Art Tunes

Hemos recopilado una lista de reproducción de canciones sobre obras de arte para su placer auditivo. Natasha Giliberti 26 de marzo de 2020

En el otoño de 1971, el cantante y compositor Don McLean estaba sentado en su terraza, mirando una impresión de La noche estrellada de Vincent van Gogh, cuando llegó la inspiración. Agarró su guitarra y comenzó a rasguear. “Al mirar la imagen, me di cuenta de que la esencia de la vida del artista es su arte. Y así, dejé que la pintura me escribiera la canción ”, recuerda. Tituló la canción resultante “Vincent”. McLean.

No es el único músico que se ha inspirado en las artes visuales.

Stephen Sondheim y James Lapine escribieron un musical completo (Sunday In the Park With George) inspirado en la pintura puntillista de Georges Seurat Un domingo por la tarde en la isla de La Grande Jatte. (La canción “Color + Light” es particularmente representativa de la pintura).

“Hasta luego, Frank Lloyd Wright”, de Paul Simon, utiliza el fallecimiento del arquitecto como una metáfora de la inminente separación de Simon de su antiguo colaborador, Art Garfunkel.

Peter Gabriel escribió la canción “No te rindas” después de ver una exposición de las fotografías de Dorothea Lange Dust Bowl.

Vea a continuación una lista de reproducción de estas y más “melodías artísticas” que lo llevarán a un ritmo creativo. Un agradecimiento especial a Michael Meade, Isabel Meisner, Kenneth Casey Swoyer, Curtis Scott e Isabel Custodio por sus sugerencias de canciones; y Laura Braverman

Dorothea Lange. Migrant Mother, Nipomo, California. March 1936.

Dorothea Lange. Migrant Mother, Nipomo, California. March 1936.

“Don’t Give Up,” by Peter Gabriel (ft. Kate Bush)

Conduje por la noche hacia mi casa El lugar donde nací, a orillas del lago. Cuando amaneció, vi la tierra Los árboles se habían quemado hasta el suelo. No te rindas Aun nos tienes No te rindas No necesitamos mucho de nada No te rindas Porque en algún lugar hay un lugar Donde pertenecemos

M. C. Escher. Relativity. 1953

M. C. Escher. Relativity. 1953

“Escher,” by Teenage Fanclub

Y no sé si estoy Subiendo o bajando contigo No sé si voy a llegar Subiendo o bajando contigo Pero no me importa

Ad Reinhardt. Abstract Painting. 1963

Ad Reinhardt. Abstract Painting. 1963

“Paint It Black,” by the Rolling Stones

Miro dentro de mí y veo que mi corazón es negro Veo mi puerta roja, debo pintarla de negro

Paul Cézanne. L’Estaque. 1879–83

Paul Cézanne. L’Estaque. 1879–83

“Cézanne Peint,” by France Gall

Y él ilumina el mundo para nuestros ojos que no ven nada)

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

De Alguna Manera

Foto tomada en mi viaje a Japón, noviembre 2019

El fútbol se creyó importante hasta que el coronavirus le contó la verdad: es solo una simulación de la realidad. Lo diré destacando su grandeza cultural: una gloriosa simulación de la realidad. El coronavirus le arrebató la atención, la preocupación y los héroes. Los aplausos se mudaron de los estadios a los balcones. El fútbol, mal acostumbrado, se resiste a bajarse del escenario discutiendo sobre cómo y cuándo recomenzará la fiesta. Siempre que encuentro esa falta de sentido de la proporción, recuerdo aquella historia que le leí a Churchill sobre un hombre que saltó del muelle para salvar a un niño que se estaba ahogando. Una semana más tarde, el marinero fue abordado por una mujer que le preguntó: “¿Eres el hombre que salvó a mi hijo en el muelle?” El marinero respondió modestamente: “Sí, señora”. “Entonces eres el hombre que estaba buscando. “¿Dónde está la gorra del niño?”

.JORGE VALDANO27 MAR 2020 

Dentro del inabarcable repertorio del gran Luis Eduardo Aute, seleccionamos estas 10 canciones, ineludibles de su repertorio, con el que también repasamos algunos de los momentos más felices de su discografía.

1. LAS CUATRO Y DIEZ

La canción ya había tenido cierta repercusión en la voz de la cantante Rosa León, pero Luis Eduardo Aute vuelve a grabarla un año después para su tercer álbum, Rito, publicado en 1974. Rito era disco curiosamente producido por el escritor Caballero Bonald y arreglado con mucha austeridad por el argentino Carlos Montero, un trabajo que por entonces sólo degustaría un público muy minoritario. Con lenguaje coloquial y muy cotidiano, el protagonista de la canción tras un encuentro con un viejo amor le recuerda con nostalgia el primer beso en la oscuridad del cine, donde proyectaban “Al este del Edén”, el clásico de Elia Kazan con el mítico James Dean. En realidad, una pequeña y admirable crónica de la juventud española de esos días grises, en el que no falta un oscuro inspector pidiendo los carnets a la salida. Con el transcurso del tiempo, la canción tendrá innumerables versiones, bastante más difundidas.

2. AL ALBA

Sin duda será la canción más emblemática y conocida de toda la trayectoria de Luis Eduardo Aute. Aunque con anterioridad había sido estrenada también por Rosa León, en 1978 el propio autor la incluirá en su disco Albanta, un trabajo conceptual producido por Teddy Bautista, en el que recopila algunas canciones escritas entre el 74 y el 78, pero hasta entonces retenidas por la censura y que venían en cierto modo a celebrar la libertad recién conseguida con la Constitución. Al alba, sin embargo, más que una celebración es una canción tremendamente dramática disfrazada con metáforas sutiles y más bien lúgubres de canción de amor, en la que Aute rememora las últimas ejecuciones realizadas en el franquismo y más concretamente, las del 27 de septiembre de 1975 de infausto recuerdo. El tema también recibirá todo tipo de versiones, desde distintos ámbitos estilísticos, alguna tan sorprendente como la de José Mercé, desde el flamenco más académico y por bulerías.

3. DE ALGUNA MANERA

Otro de las canciones más emblemáticas de esta primera época en la que Aute era mucho más reconocido por los créditos autorales de discos de otros intérpretes (Massiel, Mari Trini, Rosa León, etc), que como cantante de sus propios temas. Se trata de una sencilla canción de amor, pero al mismo tiempo trabajada desde una perspectiva literaria más cercana a la poesía escrita que al habitual romanticismo propagado en las voces habituales de los cantantes melódicos que en ese momento triunfaban en la España de los años setenta. Incluida también en el álbum “Rito”, pasaría sin pena ni gloria hasta su incorporación al álbum en directo Entre amigos, grabado en el Teatro Salamanca de Madrid y que a la altura del 83, sacará a Aute de ese reducido circuito de cantautores de culto para convertirlo, contra todo pronóstico y ante la propia sorpresa del cantautor, que confesaba estar un poco aterrorizado por lo que se le venía encima, en uno de los nombres habituales en la lista de superventas e inevitables en todo tipo de programaciones en vivo. En este disco en directo, sin embargo, la canción aparecía cantada por el gran Joan Manuel Serrat.

4. LA BELLEZA

Otra de las más monumentales canciones que nos deja Luis Eduardo Aute es La belleza, un tema incluido en el álbum Segundos fuera con el que el autor se despedía de los confusos años ochenta que para él habían comenzado en olor de multitudes y en este periodo de su trayectoria lo devolvían de nuevo a la calma chicha. La belleza era un tema tan luminoso que eclipsaba todo el resto del álbum y con el que Aute reivindicaba el poder y la luz de la misma ante el acaso de la mercadería, la falsedad y la confusión de unos tiempos, incapaces finalmente de llegar al puerto donde el cifraba la existencia de la belleza. Luis Mendo, por entonces convertido en mano derecha del cantautor tanto en el estudio como en los directos, será quien conciba un arreglo basado en unos atmosféricos teclados tan elementales como eficaces. Cuanta con versiones tan curiosas como la de Miguel Bosé en su álbum de temas favoritos de todos los tiempos “11 maneras de ponerse el sombrero”.

5. SIENTO QUE TE ESTOY PERDIENDO

Otra de las grandísimas canciones de Aute, en este caso bastante menos conocida que las anteriores, es Siento que te estoy perdiendo, una canción que abría la cara B del mítico Fuga, otro trabajo trascendental en su carrera y un disco que giraba en torno al concepto de la huida, la ruptura y la fugacidad de las cosas. El disco se publicó en 1981, en plena vorágine de la movida madrileña y venía a contar como probablemente nadie lo había hecho hasta entonces en canciones, y en aquellos días que lo que tocaba era cantar odas banales a la moda juvenil y al bote de colón, lo que suponía la antesala de una separación, con palabras tan sinceras y dolientes que abrían heridas.

6. ROSAS EN EL MAR

Otro de los temas más conocidos de la primerísima época de Luis Eduardo Aute es este “Rosas en el mar”, que al igual que “Aleluya Nº 1”, llevaría al éxito a finales de los años sesenta la cantante Massiel, un par de temporadas antes de que su participación en Eurovisión la retornará a las canciones más amables y convencionales que más adelante cultivará alejándose de la canción de autor. Con evidentes paralelismos con el Blowin´In The Wing de Bob Dylan que por estas fechas Aute confiesa escuchar con obsesión, la sencillez del tema tanto musical como literariamente muestran que se trata de una sus primerizas y más bisoñas canciones. Con el tiempo regresará a ella, con nuevos arreglos e incluso intentando remendar mediante la reescritura algunos de aquellos viejos versos.

7. MIRA QUE ERES CANALLA

Sería la canción más conocida de Fuga, el álbum al que antes nos referíamos producido por Gonzalo García Pelayo y Julio Palacios en el 81. Aute, aligera peso literario y abandona su habitual sutilidad para escribir de nuevo con un lenguaje más directo, urbano y cotidiano (“que soy el Tony, tronco, a mi no me vas a enrollar” dice un fragmento definitivo de la letra) esta conversación entre amigos, en la que uno de ellos les acaba de confesar a la pandilla que acaba de enamorarse y que ha decido dejar ciertos hábitos de calavera e incluso de militancia política. Una canción con la que Aute incluso se coló en las emisoras comerciales sin que a nadie le sorprendiera mucho su presencia de perro verde.

8. PASABA POR AQUÍ

Fundamental en la carrera de Luis Eduardo Aute sería el guitarrista y arreglista Luis Mendo reclutado para la ocasión de la banda de folk rock Suburbano y que a partir del disco Alma editado en 1980 se convertiría en la mano derecha de Aute tanto en los estudios de grabación como en los directos. Mendo le daría a la obra de Aute una contemporaneidad y una homogeneidad con respecto a los trabajos anteriores, que serviría para que sus canciones fueran admitidas en sectores donde la obra de los cantautores se contemplaba con esos prejuicios que se observan los productos con fecha ya caducada. Pasaba por aquí era una de las canciones en las que mejor se percibía ese salto tan fundamental en su carrera y junto a No te desnudes todavía la canción más difundida de un disco en todos los sentidos admirable. Es de nuevo una canción de amor representativa de su obra más luminosa. “Pasaba por aquí, ningún teléfono cerca y no lo pude resistir”.

9. ME VA LA VIDA EN ELLO

Otro tema que sería imperdonable olvidar dentro del repertorio de Aute es Me va la vida en ello, toda una declaración de principios incluida en un álbum doble extensísimo (con 16 canciones en castellano y 15 en inglés nada menos) que Luis Eduardo Aute publicaba en 1998 bajo el título de Aire. Aunque comercialmente está lejos de su momento más dulce, su creatividad por está época es tan prolífica y en tantos frentes (poesía, pintura, cine) que resulta abrumadora. Musicalmente, tras su etapa con Mendo, ahora se auxilia de los buenos oficios del productor Gonzalo Lasheras que viste este trabajo con muchos teclados y acaso un exceso de programaciones. Existe una versión impagable de este tema cantada con el simple acompañamiento de una guitarra española por su íntimo amigo Silvio Rodríguez.

10. SIN TU LATIDO

Terminamos este repaso con Sin tu latido, otro tema que nunca faltaría en sus últimos conciertos y una de esas canciones que lo han convertido en el cantautor que más lejos ha llegado insuflando belleza, sensualidad, lirismo y profundidad a la hora de describir los sentimientos de un amor que empieza, se vive con intensidad o como en este caso, se pierde y se rememora desde la nostalgia más apasionada. Sin tu latido apareció incluida originalmente en el disco publicado en 1984, Cuerpo a cuerpo, aunque seguramente su versión más recomendable es la incluida en Autorretratos Vol. 1, en el que aparece en este caso arreglada por el guitarrista Tony Carmona.

JUAN MARI MONTES04 ABR 2020 – 19:48 CEST

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Yo No Soy Una Héroe

Pink :Solo Dame Una Razón
Kyoto Noviembre 2019

NO PERMITAS QUE NADIE TE LLAME “HÉROE”

(Carta que entregó un médico a sus colegas en el momento de la pandemia)

No dejes que nadie te llame héroe. Porque quien te llama héroe en tiempos de guerra es el mismo que en tiempos de paz, degradó, mortificó y profanó la profesión médica.

No dejes que nadie te llame héroe. Porque los que lo hacen tienen pasión por los “eslóganes” … histéricos y reductivos. Y “negligencia médica” es un eslogan, uno de los mejores.

No dejes que nadie te llame héroe. Porque una categoría de profesionales no se transforma, con sus derechos y deberes, con sus familias, con necesidades superpuestas a las de cualquier otro trabajador, en un ejército improbable de mártires o misioneros.

No dejes que nadie te llame héroe. Porque te están usando a ti. Sin comportamiento y sin modestia. Lo hacen para colocar una cortina elegante y efectiva sobre sus enormes responsabilidades: la de haberle quitado los medios para trabajar ayer y la de enviarlo a la guerra hoy sin armas.

No dejes que nadie te llame héroe. Porque el paso de la glorificación de los medios a la acusación de cobardía es muy corto. Y cuando, mediante la investidura universal, te conviertes en un héroe, ya no puedes quejarte si pierdes la máscara.

No dejes que nadie te llame héroe. Porque algunos de tus colegas también te están utilizando … Los “expertos”. No tienen tiempo para quedarse en el carril como tú: siempre están en la televisión, en los periódicos, en las redes sociales, para decir todo y lo contrario de todo, solo para promocionar su imagen, su nombre o el último libro publicado en tiempos registros sobre el tema … Lo hacen en nombre de la categoría, autoproclamando una representación mediática de ese heroísmo que, incluso si existiera, no les importaría.

No dejes que nadie te llame héroe. Porque vives en un país que se alimenta de sensacionalismo y, en caso de emergencia, puntualmente llega a considerar obligatorio el heroísmo. Y luego la elección te impone: martirio sobre el terreno o picota judicial mediática.

No lo hagas No caigas en la trampa …
No es obligatorio ser un héroe. Y ni siquiera es necesario. Sería suficiente que todos, médico, paciente, político, periodista, juez, abogado, conscientes de ser un hombre (compuesto de habilidades, pero también de debilidades, miedos, límites y sacrificios), intentaran cumplir con su deber y no le quitó su destino y responsabilidades. Es exactamente lo que los DOCTORES hacemos en silencio todos los días desde mucho antes de la pandemia. Siempre.
La pandemia, para nosotros, es solo una oportunidad para enseñarla a todos los demás. No lo perdamos

Alberto Mingione
Cirujano general – Hospital “San Carlo” de Potenza

NON PERMETTERE A NESSUNO DI CHIAMARTI “EROE”

(lettera di un medico ai suoi colleghi al tempo della pandemia)

Non permettere a nessuno di chiamarti eroe. Perché chi ti chiama eroe in tempo di guerra è lo stesso che in tempo di pace ha svilito, mortificato, dissacrato la professione medica.

Non permettere a nessuno di chiamarti eroe. Perché chi lo fa ha la passione per gli “slogan”… isterici e riduttivi. E la “malasanità” è uno slogan, uno dei meglio riusciti.

Non permettere a nessuno di chiamarti eroe. Perché non si trasforma una categoria di professionisti, con i loro diritti e i loro doveri, con le loro famiglie, con esigenze sovrapponibili a quelle di ogni altro lavoratore, in un improbabile esercito di martiri o missionari.

Non permettere a nessuno di chiamarti eroe. Perché ti stanno usando. Senza contegno e senza pudore. Lo fanno per stendere un’elegante, efficace cortina sulle loro enormi responsabilità: quella di averti tolto i mezzi per lavorare ieri, e quella di mandarti oggi in guerra senza le armi.

Non permettere a nessuno di chiamarti eroe. Perché dalla glorificazione mediatica all’accusa di codardia il passo è brevissimo. E quando, per investitura universale, diventi un eroe, non puoi più lagnarti se ti manca la mascherina.

Non permettere a nessuno di chiamarti eroe. Perché ti stanno usando anche certi tuoi colleghi… Gli “esperti”. Loro non hanno il tempo di stare in corsia come te: sono sempre in TV, sui giornali, sui social, a dire tutto e il contrario di tutto, pur di promuovere la loro immagine, il loro nome o l’ultimo libro pubblicato in tempi record sull’argomento… Lo fanno a nome della categoria, autoproclamandosi rappresentazione mediatica di quell’eroismo che, seppure esistesse, non li riguarderebbe.

Non permettere a nessuno di chiamarti eroe. Perché vivi in un paese che si nutre di sensazionalismo, e, nell’emergenza, arriva puntualmente a considerare l’eroismo obbligatorio. E poi ti impone la scelta: martirio sul campo o gogna mediatico-giudiziaria.

Non farlo. Non cadere nel tranello…
Non è obbligatorio essere eroi. E non è neppure necessario. Basterebbe che ognuno – medico, paziente, politico, giornalista, giudice, avvocato – consapevole di essere un uomo (fatto di competenze, ma anche di debolezze, di paure, di limiti e di sacrifici), tentasse di fare il proprio dovere e non si sottraesse al proprio destino e alle proprie responsabilità. E’ esattamente quello che noi MEDICI facciamo tutti i giorni, silenziosamente, da molto prima della pandemia. Da sempre.
La pandemia, per noi, è soltanto l’occasione di insegnarlo a tutti gli altri. Non perdiamola.

Alberto Mingione
Chirurgo Generale – Ospedale “San Carlo” di Potenza

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario