Afortunadamente Se Me Pasa

Barriles de Sake. Foto 26 noviembre 2019 Japón

Hay quienes llevan a cabo la vida más hábilmente.
Tienen orden en su interior y en su alrededor.
Para todo, la manera y la respuesta adecuada
.

Adivinan inmediatamente quién, a quién, quién con quién,
con qué objetivo, por donde.

Ponen el sello en la verdades absolutas,
arrojan a la trituradora los hechos innecesarios,
y a las personas desconocidas
a las carpetas destinadas a ellas de antemano.

Piensan justo lo debido
ni un segundo más,
porque tras ese segundo acecha la duda.

Y cuando los dan de baja de la existencia,
dejan su puesto por la puerta señalada.

A veces los envidio;
afortunadamente se me pasa.

«Hay quienes» wislawa szymborska

Encuentro entre Joaquin Sabina, Juan Manuel Serrat y Eduardo Galeano Parte del documental «El Símbolo y El Cuate», publicado en 2013.

Eduardo Galeano…en casa de un amigo en Barcelona, que estaba exiliado como yo, me encargó a la hijita, que tendría uno ocho o nueve años. Y me miró sin pestañar, se acercó y me preguntó:

¿Y vos qué hacés?
—Escribo— le dije.
—¿Y vos escribís qué? ¿Qué cosas escribís?
—No, nada. No sé, como libros.

A mí no me gustan los libros.
—Ah, bueno— le dije yo.

A mí lo que me gustan son las canciones. Porque en los libros las palabras están quietas, pero en las canciones vuelan»

¿Hay mayor acto de amor que decirle a alguien “esta canción me recuerda a ti”?

El amor puede adoptar muchas formas; hay amor fraternal, amor amistoso, amor de pareja, amor familiar, amor maternal, autoamor o amor por tu gato, y si hay algo que active la memoria sensorial afectiva que tiene línea directa con el alma, eso son las canciones.

La música es un catalizador de emociones absoluto y es por eso que nos resulta inevitable relacionar canciones a aquellos que amamos o seguimos amando.

Ese momento en el que nos descubren una canción que nos da un vuelco al corazón, solo puede superarlo el momento en el que somos nosotros los que hacemos que alguien tiemble escuchando por primera vez unas notas o un estribillo épico.

Y es que el amor y la música, el amor por la música, viven en una constante relación simbiótica que produce sentimientos y emociones inexplicables que no pueden expresarse con palabras porque en ese momento hablamos con la piel.

Si os lanzamos la pregunta ‘¿qué canción te recuerda a ese alguien especial?’, estamos seguros de que vuestras cabezas viajan hasta un día de campo, un festival, un momento íntimo o un mensaje telefónico que llegó en el momento justo.

Y ahora queremos cerrar el contenido con otra pregunta, ¿Qué canción os recuerda a él o a ella?

Por Luiki Alonso

Disfruta el canal de Cultura Inquieta en Spotify

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s