¿Lo Necesitamos de verdad?

_1110171 Málaga “La Farola”mayo 2019

.

Nat King Cole – “SMILE”, / Charles Chaplin

La sociedad en la que vivimos nos ha generado necesidades falsas que nos instan a querer alcanzar determinadas metas para así conseguir la seguridad y bienestar que estas nos proporcionan. Estas necesidades nos llevan a un deseo de sumar que se convierte en sinónimo de felicidad, cuando en realidad este ansiado bienestar reside en aprender a restar.

No nos damos cuenta de que ese anhelo por sumar hace que nuestra vida se vuelva compleja, difícil y, en ocasiones, insoportable. Es entonces cuando nos estresamos y el tiempo parece no darnos para nada, cuando en realidad no es así. Lo que pasa es que estamos ocupándolo con cosas que en vez de llenarnos nos hacen sentir más vacíos.

Creemos que sumando más cosas o más personas seremos más felices. No obstante, ¿qué nos aporta esto? ¿Lo necesitamos de verdad?

En un mundo donde sumar está tan bien visto, donde la acumulación de cosas inservibles es síntoma de riqueza y donde cuántos más amigos tienes mejor es la imagen que proyectas, aprender a restar se convierte en un acto de rebeldía. Esto nos pondrá a prueba, pues iremos en contra de la visión de una gran mayoría, lo que supone todo un reto.

Cuando le llevamos la contraria a todos esos patrones de conducta, esos que la mayor parte de la sociedad repite sin ser consciente de ello, entonces surgen las críticas, los juicios de valor y las múltiples observaciones sobre nuestra manera de actuar que nos instan a regresar al punto de partida. A volver a creer que sumar es importante.

Ese lugar, origen de muchos de nuestros miedos e inseguridades, en el que empezamos a ponernos capas y más capas con la pretensión de sumar. Sin embargo, quizás bajo esa felicidad por tener pareja solo residía un gran miedo a ser abandonado, bajo esa gratitud por tener tantos amigos quizás solo habitaba un gran temor a quedarnos solos

Aprender a restar no es más que liberarnos de cientos de capas inútiles que nos hemos puesto encima por miedos e inseguridades

¿Cuántas veces hemos buscado la aprobación de los demás? ¿En cuántas ocasiones hemos dejado de priorizarnos porque teníamos el foco puesto en las personas de nuestro entorno? La imagen que proyectamos, como consecuencia, es la de una persona madura, responsable y con muchas personas a nuestro alrededor. A la vez, esto tiene un precio: la imposibilidad de aprender a restar y soltar.

Aprender a restar es muy importante para dejar de sumar cosas inútiles en nuestra vida, muchas de las cuales tan solo nos traen dolor. Restar amigos que tan solo nos buscan por interés, abandonar parejas que en realidad no nos quieren y dejar de comprar objetos que tan solo llenan un espacio físico aumentando nuestro vacío emocional.

Cuando somos capaces de ver que la felicidad que nos puede proporcionar estar siempre sumando en nuestra vida es un espejismo, entonces estamos preparados para cambiar la perspectiva que hemos tenido hasta ahora sobre el mundo. Nos daremos cuenta de lo que no necesitamos, de lo que sobra, de lo que estorba. Sabremos decirle “adiós”.

En muchas ocasiones vemos como gente con mucho dinero se siente vacía o es infeliz. También observamos que aquellos que tienen más amigos en los momentos difíciles están solos y … qué decir de quienes alardean de tener pareja, pero que siempre están en búsqueda de alguien que en verdad les haga sentir.

Al final, refugiarnos en la falsa seguridad que nos proporciona sumar nos hace apegarnos y fingir que estamos cómodos con una situación que no hace más que aumentar nuestro malestar. Un malestar que nos insta a dejar ir, a soltar la complejidad y abrazar la simplicidad. Porque todo puede ser mucho más sencillo. Sin embargo, en no pocas ocasiones buscamos lo retorcido, lo complejo, lo que al final nos hiere.

Aprender a restar no es solo despojarnos de todo aquello que está ocupando un espacio innecesario, sino también volver a recuperar el equilibrio que debería imperar en nuestra vida. Un equilibrio que nos haga sentir bien y felices. Aunque esto solo es posible si dejamos de aferrarnos a lo complejo y empezamos a abrazar lo simple.

“Hemos perdido el contacto con la realidad, la simplicidad de la vida”

-Paulo Coelho-

Artículo de Raquel Lemos Rodríguez ·

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una Fascinante Posibilidad; La Realidad

_1110039 La conciergerie 2019

Para los condenados a muerte y para los condenados a vida, no hay mejor estimulante que la luna en dosis precisas y controladas.
Jaime Sabines

.

Sting Moon over Bourbon street

.

La teoría de la conciencia cuántica es una fascinante posibilidad, que abre mil y más puertas a la investigación. Lo que llamamos “realidad” ¿es tan solo una ilusión de nuestra mente? A eso se refiere dicha teoría.

La teoría de la conciencia cuántica puede resultar un poco compleja para quienes no domina los temas de mecánica cuántica. La verdad es que se trata de un terreno enmarañado, pero absolutamente fascinante. Aunque muchos de sus postulados están aún en la fase de hipótesis, también se han acumulado suficientes conocimientos como para que sea un campo muy respetado.

Comencemos diciendo que la física tuvo dos grandes revoluciones a comienzos del siglo XX. Una fue la que inspiró la famosa teoría de la relatividad de Albert Einstein. La otra, la de la física cuántica. La relatividad marcó un hito, pero la cuántica transformó por completo la forma como entendíamos el mundo.

En la física moderna, la cuestión de la consciencia surgió en relación con la observación de los fenómenos atómicos. La teoría cuántica ha evidenciado que estos fenómenos sólo pueden entenderse como lazos de una cadena de procesos, cuyo final es la consciencia del observador humano”.

-Fritjof Capra-

La mecánica cuántica se propuso, en principio, explicar todos esos fenómenos que ocurren en el mundo de lo extraordinariamente pequeño. Al hacerlo, paulatinamente, se encontraron con grandes sorpresas. De todo ello se desprende la teoría de la conciencia cuántica.

Cuando la tecnología hizo posible la observación de las partículas subatómicas (o sea, aquellas que componen los átomos y son infinitamente pequeñas) se descubrieron una serie de fenómenos extraños, por decir lo menos.

¿Qué fue lo que encontraron los físicos y cómo se relaciona esto con la teoría de la conciencia cuántica? Antes que nada, hablemos de los hallazgos, que fueron los siguientes:

  • La indeterminación de la trayectoria. Cuando un objeto grande es lanzado, sigue una trayectoria predecible. En cambio, las partículas subatómicas siguen una trayectoria indeterminada.
  • Indeterminación del impacto final. Mientras que al disparar una bala se puede saber dónde va a impactar, al “disparar” una partícula subatómica esto se vuelve totalmente impredecible.

Los físicos, inicialmente, pensaron que quizás las partículas subatómicas se comportaban así porque eran demasiado pequeñas. Esto hacía que factores como el aire, o similares, cambiaran su trayectoria y la hicieran impredecible. Sin embargo, se realizó un experimento que planteó nuevos interrogantes.

El experimento de la doble rendija, o experimento de Young, está en la base de la teoría de la conciencia cuántica. El asunto es un poco enredado, pero vamos a tratar de simplificarlo al máximo, con la venia de los científicos.

Los físicos pensaron que si reducían al máximo los factores de interferencia en la trayectoria y el impacto, lograrían que un objeto “disparado” se comportara igual que una partícula minúscula, también “disparada”. Para lograrlo utilizaron dos rejillas, cada una con dos aberturas. Disparaban a través de ellas, objetos y partículas.

Sin embargo, las partículas, sin saber por qué, terminaron formando un patrón como de bandas horizontales bien organizadas. Los objetos no. También se observó que las partículas podían atravesar las dos rendijas, simultáneamente. Entonces, taparon una de las rendijas y ahí sí las partículas se comportaron igual que los objetos disparados.

Los científicos concluyeron que las partículas funcionaban como ondas y no como pequeños objetos sólidos. ¿Ondas de qué? Las llamaron “ondas de probabilidad”. Lo definitivo es que comprobaron que el mundo de lo infinitamente pequeño se comporta de manera diferente. Opera con una lógica distinta.

Para efectos didácticos, tenemos que seguir simplificando temas que son muy complejos. Saltemos una serie de importantes conceptos y digamos solo que los físicos lograron detectar que la presencia de un observador modifica la manera en la que se comportan las partículas subatómicas.

Pareciera como si la naturaleza cambiara su forma de comportarse cuando la observamos. El físico Pascual Jordan lo dice con estas palabras: “Nosotros mismos producimos los resultados de las mediciones”. En otras palabras, el solo hecho de observar la realidad, hace que esta cambie.

O sea que básicamente somos incapaces de percibir la realidad tal y como es. No existe algo llamado “objetividad”. Describimos y medimos lo que percibimos, pero el solo hecho de observar algo, hace que esto cambie. Werner Heisenberg lo dijo de esta manera: “lo que observamos no es la naturaleza en sí, sino la naturaleza expuesta a nuestro método de cuestionamiento”.

Esto quiere decir, ni más ni menos, que aquí y ahora hay todo un universo lleno de fenómenos que no podemos ver, ni oír, ni percibir. Como para terminar de complejizar las cosas, varios físicos han postulado que el cerebro también tiene un comportamiento cuántico.

Según la teoría de la conciencia cuántica, somos unas criaturas con dos ojos, pero necesitaríamos muchos más o unos lentes especiales para ver lo que realmente pasa en lo que llamamos realidad…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Yo He Mirado a La Vida

_1100753-001

.Museo Picasso Paris marzo 2019

.

Cinema Paradiso es una de las películas favoritas de los amantes del cine, en especial de quienes planean convertirse en cineastas y contadores de historias. Uno de los mejores momentos del filme dirigido por Giuseppe Tornatore, es cuando Totó , convertido ya en un adulto, se dispone a ver el material que Alfredo le ha legado. Se trata de un montaje de besos y escenas censuradas que lo emocionan hasta las lágrimas y que se ha quedado en la memoria de los admiradores de la cinta. Si a ti también te emociona este momento de la películas, te decimos las diez tomas imperdibles del montaje de los besos.

Vittorio Gassman y Silvana Mangano

La toma es extraída de la cinta de  1949, Arroz Amargo y tiene a Vittorio Gassman y Silvana Mangano como protagonistas del romántico momento.

Charles Chaplin y Georgia Hale

Tomado de La Quimera del Oro, el montaje nos muestra al comediante y a la actriz Georgia Hall en un emotivo momento.

James Stewart y Donna Reed

¡Qué bello es vivir!, una de las películas más hermosas para ver en la época navideña, nos brinda un beso sumamente romántico del montaje.

Marcello Mastroianni y Maria Schell

En Noches Blancas es el nombre de la cinta en la que Marcello Mastroianni y Maria Schell, además de compartir créditos, comparten un beso.

Helen Hayes y Gary Cooper

Adiós a las Armas nos brinda un encantador beso que era imperdible para el montaje.

Alida Valli y Farley Granger

En Senso, la película dirigida por Luchino Visconti, podemos ver una toma que Alfredo no podía dejar pasar a la hora de compilar el material para Totó. 

Greta Garbo y John Barrymore

Una de las más grandes divas de Hollywood besa a John Barrymore en Grand Hotel. El momento es digno de reproducirse una y otra vez. 

Spencer Tracy e Ingrid Bergman

En El extraño caso del Dr. Jekyll podemos ver a la hermosa Ingrid Bergman intercambiando un beso apasionado con Spencer Tracy.Aprovecha la Semana Santa para ver Cinema Paradiso y no pierdas la oportunidad de ver los mejores besos de la pantalla musicalizados por Ennio Morricone.

Por: Vianey Olivares

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Con La Maleta

.
_1100755-002
.

La Maleta. Las Migas

.

No hay dudas de que nuestro cerebro es fantástico. Cada día es objeto de cientos de investigaciones y los resultados que obtenemos con ellas no dejan de sorprendernos. ¿Estás preparado para descubrir alguno de los fenómenos más fascinantes de nuestro cerebro?

En primer lugar hablaremos de la “disonancia cognitiva”. …

Cuando tenemos dos pensamientos que se contradicen o bien tomamos decisiones diferentes a nuestras creencias, nos sentimos mal, estamos incómodos o ansiosos.

Cuando nos damos cuenta de que está sucediendo una oposición    intentamos de manera inconsciente  recuperar rápidamente la síntoma entre nuestra acciones y nuestros pensamientos. ¿Cómo? Argumentando y explicando el por qué de nuestra decisión, hasta convencernos de que hemos hecho lo correcto. Por ejemplo, si estamos haciendo dieta y comemos algo que no está permitido, diremos cosas del estilo “tengo derecho a darme un gusto” o “una pequeña porción no me hará mal”. Así reducimos la tensión y no sentimos que estamos defraudándonos a nosotros mismos.

Otro de los fenómenos que ocurren en nuestro cerebro son” las alucinaciones”. No hace falta estar bajo los efectos de ninguna sustancia para experimentarlas. Una tercera parte de las personas tienen al menos una alucinación en algún momento de su vida.

¿Por qué ocurre esto?  Porque el cerebro necesita “relleno” para cubrir las faltas de información y poder así armar la historia completa. Una alucinación sería la pieza que nos falta del rompecabezas, por así decirlo.

Seguramente has oído hablar del “efecto placebo”. Pues también es un fenómeno psicológico interesante. Básicamente, el efecto placebo ocurre cuando una persona piensa que cierta intervención ha generado unos efectos cuando en realidad los efectos no han cambiado. En realidad siguen siendo los mismos, pero lo que sí ha cambiado es la percepción de los mismos. Este efecto ha sido estudiado especialmente en medicina, con los medicamentos y el dolor subjetivo.

Muchos de los remedios “mágicos” que se ofrecen en las tiendas son eficaces simplemente porque las personas que los consumen piensan que son la solución para sus problemas. En los pacientes con enfermedades terminales, por ejemplo, también se ha notado una mejoría cuando los médicos les dan una aspirina en lugar del medicamento específico para su patología.

Los investigadores indican que cuánto más grande es el tamaño de las pastillas, más “curan” en el imaginario del cerebro, que son más milagrosas las de color azul (que las rojas) y que consumir dos píldoras juntas tienen mayores efectos más que sólo una.

La cuarta de las rarezas de nuestro cerebro tiene que ver con “la obediencia ciega a la autoridad”. Si vemos a una persona con un traje de policía o de médico, tenderemos a no discutir aquello que nos manden porque el cargo que les atribuimos les legitima oficialmente para darnos órdenes. Esto también ocurre con otros puestos de poder en varios ámbitos. Lo cierto es que las ordenes que son difíciles de discutir -bien porque le atribuimos legitimidad, bien porque le atribuimos una moral compartida-solemos analizarlas en menor profundidad que las emitidas por otras fuentes. Un buen ejemplo de lo dicho anteriormente es el famoso estudio realizado por Stanley Milgram.

El quinto fenómeno que analizamos en esta oportunidad es el de las“elecciones mediadas por las emociones”.

¿Qué quiere decir esto? Que lo que sentimos nos hace decidir por encima de lo que pensamos, en la gran mayoría de los casos. Y no sólo aplicamos esta regla cuando estamos enamorados (más allá de tratarse de una persona incorrecta para nosotros), sino en todas las elecciones que hacemos a diario.

El ser humano no siempre es bueno tomando decisiones, porque no es el cerebro el que “habla” sino los sentimientos (muchos indican que éstos surgen del corazón). Si bien en la escuela y en el trabajo nos inculcan la lógica y la razón, terminamos tomando decisiones emocionales. Nada comienza sin una emoción y justamente, si a algo le falta sentimiento, no puede seguir adelante.

Y por último, ¿Sabes qué es lo que atenta contra nuestra motivación? Nada menos que la fantasía. Claro, porque si pensamos mucho en el pasado o en el futuro, no podremos llevar adelante ningún proyecto. Imaginar un mañana ideal o quedarse rememorando viejas épocas

.David Hockney -‘November Tunnel’

 

.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

A un vendedor de humo

IMG_5383-001

.

Hay dos cosas insoportables: la mentira y la falsedad

Es algo que resulta verdaderamente lamentable.

Lo más triste de la hipocresía y del engaño es que nunca provienen de nuestros enemigos ni de las personas desconocidas. Como es de esperar, todo eso duele. Y mucho. Cuando nos engañan lo peor no son las mentiras en sí, sino lo que se llevan con ellas.

Cuando un sentimiento tan importante como la confianza se quiebra, algo en nuestro interior fallece. Esto ocurre porque la mentira y la falsedad pone en duda mil verdades, haciendo que nos cuestionemos incluso las experiencias que creíamos más francas

El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera.  -Alexander Pope

Una sola mentira lo cambia todo

Tanto la mentira como la falsedad son, en gran medida, una cuestión de hábito. Hay muchas personas que son hábiles en este “arte” y que nos mantienen a todos engañados de una manera verdaderamente asombrosa.

Como ya sabemos, la mentira habitual puede llegar constituir un problema psicológico serio.

Estas personas suelen vender humo a cualquier precio con tal de salirse con la suya o, lo que es más grave, sin ningún otro aliciente más que engañar.

Otras veces, la mentira puede estar “justificada” como un error en la acción pero no en la intención. Es lo que solemos llamar mentiras piadosas, pues consideramos que la verdad hará más daño que la mentira…

La mentira y la falsedad tienen siempre fecha de vencimiento, pues necesitan de muchas circunstancias para sostenerse. Esto acaba convirtiéndose en una espiral de enormes dimensiones que el mentiroso no puede manejar. Es más, estudios como el llevado a cabo por los doctores Bella DePaulo y Robert Rosenthal,  nos señala que solo las personalidades más maquiavélicas mantienen con efectividad las mentiras.

Como se suele decir en el argot popular: se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.

No obstante, aunque es muy difícil que una mentira se sostenga en el tiempo, es muy normal que nos mantengan engañados.  Puede que tengamos muchos indicios pero lo más probable es que los vínculos afectivos que mantenemos nos cieguen.

La mentira y la falsedad, dos heridas profundas en el alma

Traicionar a las personas que te quieren es uno de los actos más detestables que puede llevar a cabo el ser humano. Es difícil sobreponerse a su descubrimiento, pues en sí mismo el engaño alberga la capacidad de destruir por completo nuestro mundo.

Una persona traicionada es más que una persona dolida. Es alguien que se ha quedado sin norte, que ha perdido su brújula, que no comprende, que siente una angustiosa confusión, que tiene que derruir su hogar, que no sabe donde guardar sus sentimientos y que se cree profundamente estúpido.

Es alguien que se pone un cartel, que se descalza y se desnuda, que se siente en ridículo. Alguien que tiene que empezar de cero, reconstruir sus muros, desandar un duro camino y tapar los hoyos. Es alguien que con heridas tiene que reanimarse y no sabe cómo.

Con el paso del tiempo es muy probable que la rabia y la impotencia que sentíamos al principio se conviertan en cierta lástima por todo aquello que se esfumó, se rompió o se marchitó. Es en estos momentos en los que podremos comenzar a sanar nuestras heridas y valorar con fuerza la lealtad.

Superar esto lleva un tiempo, pero para lograrlo hace falta perdonarnos a nosotros mismos y dejar de torturarnos por aquello que pensamos que podíamos haber evitado, por la mentira y la falsedad que nos ha rodeado. De esta forma lograremos hacer las paces con el mundo y volver a confiar.

Si en algún momento te hicieron daño, si en alguna ocasión la mentira y la falsedad parecía ser la carta de presentación de todas las personas que estaban a tu alrededor, no te castigues pensando que todo el mundo es igual, hacerlo sería como creer que porque te haya tocado la lotería un día te va a tocar cada vez que la compres.

A partir de ahí, valora tanto la lealtad como desvaloras la traición. No te culpabilices y perdona, pues la deshonestidad es una oportunidad buenísima para crecer y elegir mejor a quienes te rodean

Raquel Aldana

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Problemas, Estrés, Dolor. MÚSICA

50223016_10157243199259260_3179894056817786880_n

.

.

Esta Sexta Sinfonía es una obra de arte. Cada vez que la escuchamos descubrimos cosas nuevas en ella. De forma tradicional, se considera la sinfonía de la “batalla perdida” o del “No”, dado el pesimismo que la inunda, llena de ideas de desesperación y de una existencia que no gusta. El compositor la etiquetó por estos motivos como “su Trágica”.

Aunque hablaremos con detalle de la música contenida de esta obra magna, a modo de pincelada general diremos que es una partitura que refleja muy bien la personalidad de su creador. Mahler maneja sus ideas musicales de una forma original y al mismo tiempo hace un claro guiño a músicos como Beethoven en los amplios y expresivos desarrollos, como Brucker en la manera de alargar la melodía hasta dejarnos exhaustos o como Schubert o el propio Bach, del que conocía perfectamente El arte de la fuga.

La imaginación es una de las virtudes de Mahler en el sentido más amplio de la palabra y esto tiene ecos en la Sinfonía Trágica. De este modo, la energía del tercer movimiento (Scherzo) recuerda la ilusión y vitalidad de los niños cuando juguetean entre ellos. Otro buen ejemplo sería la incorporación de ritmos de marcha que impulsan el primer movimiento de la Sexta y que es una constante en el corpus mahleriano desde la primera a la séptima sinfonías.

Para terminar esta primera aproximación, me gustaría insistir en la imaginación sonora de este compositor al emplear y combinar los instrumentos de la orquesta. Mahler en alemán significa pintor y el maestro hace gala de su apellido al mezclar los sonidos de su paleta de una manera tan increíble que su música se hace reconocible para la eternidad, cumpliendo con su deseo y su predicción en vida

Sexta Sinfonía de Mahler es la más tradicional de todas por su estructura en cuatromovimientos, la omnipresencia de la forma sonata y el manejo de la tonalidad por parte del compositor. A diferencia de la Quinta, que parte de una atmósfera de negatividad para finalmente sacarnos victoriosamente a la luz, esta sinfonía trágica se inicia con dos movimientos positivos pero termina mal y supone una desesperante y cínica derrota anímica. El célebre director Furtwängler dijo de la Sexta que era la primera obra nihilista de la Historia de la Música por sus ideas de carácter negativo y la imposibilidad de llevarnos hacia un final feliz.

El primer movimiento Allegro energico ma non troppo es muy interesante desde el punto de vista musical.  Comienza con un enérgico tema en La menor a modo de marcha que contrasta con otro melódico en Fa mayor que representa a su mujer Alma y que se muestra lleno de optimismo y vitalidad, representando quizás uno de los elementos más animosos de la partitura. A lo largo de la reexposición, el maestro hace una yuxtaposición de estos dos temas de modo que sus impulsos negativos y positivos van infiltrándo la música.

Es especialmente llamativo en este movimiento el denominado motivo del destino formado por un acorde de La mayor que se transforma en La menor, reflejando el paso del optimismo al pesimismo y que  reaparecerá en los restantes movimientos de la sinfonía. Tras el motivo del destino aparece una etérea coral con instrumentos de viento seguida de un fragmento pastoral.

Otro elemento que demuestra la imaginación de Mahler es la introducción del cencerro como un instrumento de orquesta, especialmente en los movimientos tranquilos de la sinfonía, lo que no tiene nada de extraño si consideramos que esta obra fue compuesta cerca del campo que rodeaba su residencia veraniega de Maiernigg.

El primer movimiento que comienza en La menor, termina en La mayor, lo que enlaza perfectamente con el carácter optimista del segundo movimiento, un idílico Andante en Mi bemol mayor donde Mahler se muestra como un hombre feliz rodeado de su familia y que analizaremos en el siguiente pos

  

La afirmación de José Luis Pérez de Arteaga de que el número tres parece dominar las distintas partes de la Sinfonía Trágica de Mahler, se cumple especialmente en el movimiento Andante moderato. Además de que la armadura contiene los tres bemoles de la clave Mi bemol, el movimiento esta constituido por tres secciones que se suceden hasta tres veces.

El Andante moderato que propone Mahler contiene un tema tan bello como inquietante. Schoenberg sintió especial predilección por esta idea musical y esto lo llevó a analizarlo en distintas ocasiones.

Mahler es el primer gran sinfonista que entiende la sinfonía como una novela, según palabras de Adorno. El compositor bohemio entendía este género musical como la construcción de un mundo empleando todos los recursos técnicos disponibles en su imaginación.

Las sinfonías de Mahler están cargadas de elementos biográficos que solo pueden entenderse con un análisis de los pentagramas en profundidad, ya que, los interrogantes que plantean sólo se pueden contestar si asimilamos los anhelos que la vida negó al compositor.

La sinfonía del “No” o Trágica concluye con un extenso movimiento Finale: Allegro moderato – Allegro energico donde los presentimientos trágicos anticipan que la felicidad no va a ser posible y que los golpes del destino nos llevarán a la desolación.

Gustav Mahler, como decíamos en los post previos, pasa en esta época por tres momentos muy difíciles como son el fallecimiento de su hija, la expulsión de la Ópera de Viena y el diagnóstico de la cardiopatía. Esos tres golpes de la vida, fueron inicialmente reflejados en la partitura con tres golpes de un martillo de grandes dimensiones aplicado con fuerza sobre una enorme plataforma de madera. Posteriormente, el maestro suprimió el tercer martillazo, quizás en un intento de alejarnos del concepto de la muerte como un fin y mostrárnosla como una transición a un lugar más elevado.

La música del Finale de la Sexta Sinfonía contiene ideas y sonidos que ya hemos escuchado en los tres movimientos precedentes, pero los temas musicales no llegan a adquirir el suficiente protagonismo y las esperanzas se vienen abajo con el primer golpe de martillo. Tras una breve pincelada optimista, llega el segundo golpe seco y violento a modo de hachazo, tras el cual la música nos lleva al lúgubre final.

El mensaje de Mahler es tremendo. La Sexta finaliza sin esperanza y tanto los músicos como el auditorio quedan desangelados. Sin embargo, la obra es tan impresionante y bella que nos sigue cautivando a pesar del paso del tiempo. Un tiempo que ha puesto a Mahler en un lugar relevante en la historia de la música

Artículo de Carlos Escobar en su sección de la verdad.                                                   “Música Inesperada”  Denominado La paleta de Gustav

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Tiempo lo cambia todo

.

P1080284 (1)-003 Altorreal. Murcia

.

.

Podría ser una metáfora, pero no, el artista hindú Daku ha utilizado la luz solar para llenar las calles de la India de poemas.

13166631_1051989798253287_2110488274_n

 

Panjim, capital de Goa, al suroeste del país, ha sido el lugar elegido para esta intervención que se va haciendo visible a medida que la abundante luz de la región hace su aparición cada día.

Una red de pesca colgada con las letras invertidas incorporadas hace posible que el sol se filtre por ella y se proyecten los textos en el suelo.

“El tiempo hace maravillas”, “El tiempo se mueve”, “El tiempo vuela sobre nosotros, pero deja atrás su sombra”, “El tiempo se desvanece”, “El tiempo es una ilusión” son algunas de las frases que los peatones se encuentran a su paso por la calle “31st January Road”.

El concepto del tiempo es una constante en el trabajo de Daku que bajo el nombre de “El tiempo lo cambia todo”, realizó hace ya algún tiempo, otra instalación en la que mostraba el efecto del paso del reloj. El carácter efímero de su trabajo juega con este concepto de temporalidad sin dar respuestas, pero planteando preguntas.

 

Con “Theory of Time” (así se llama esta obra), Daku une la belleza y el poder de la palabra con los de la luz, llenando la ciudad de arte.

“Theory of Time” forma parte de Start Goa festival y ha sido realizada en colaboración con St+art India Foundation, organismo sin ánimo de lucro que promueve el arte urbano y callejero.No puede gustarnos más.

10932560_768378129907349_376990446_n

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario