“Y las canciones en francés”

Sin Alberto Cortez, un poco mas solos.

 

@

Una maleta, un hombre. La toma, y ​​se dirige a lo desconocido. Viaje voluntario hacia un horizonte que uno abraza y desearía un viaje infinito o forzado, limitado por el exilio y el sufrimiento, en busca de la libertad y guiado por la supervivencia. El viajero de Bruno Catalano es este hombre dejado solo, un hombre impulsado en el infinito del tiempo y el espacio. Su casa no es más que una maleta y su ser, gradualmente, será despojado de todo lo que él creía indispensable, todo su ser tan hábilmente construido por nuestras sociedades. Ya no es el hombre de un mundo, sino el hombre en el mundo, todavía imbuido de su cultura, pero se vuelve frágil ante la inmensidad. Su búsqueda no será sin daño. El hombre desfragmentado, desestabilizado, despojado de sus rumbos, camina tanto hacia su salvación como hacia su pérdida. Todo será reinventado ahora. Este viajero se escapa de sí mismo, para encontrarse con su tierra desconocida.

Bruno Catalano (Khouribga , 1960) es un escultor francés, famoso por sus curiosas esculturas que están “incompletas”, pero en realidad éstas fueron diseñadas así desde un inicio en la que secciones del cuerpo faltan y sólo están unidas por una delgada línea de metal unida por una maleta.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s