PERDIDO

 
Qué buscaba yo entonces
Siempre perdiéndome en lo más lejano
De todas partes me escurría siempre
Quería estar perdido para todos
Lejos de donde todo sucedía
Cerca cada vez más de donde nadie estaba
Inasible invisible inencontrable
Y era tal vez ser encontrado
Y más que nada ser nombrado
Lo que buscaba en mi obstinada errancia
Por aquellas regiones suspendidas
Donde el tiempo flotaba abordable y sin saña
Regiones donde estaba protegido y salvado
Sin proclama y sin deuda
Como en el seno de un amor materno
Y adonde huía yo casi a escondidas
Y casi con tristeza y casi alegre
Y sin saber a ciencia cierta qué buscaba


Ahora ya lo sé

                         eran los dioses.

 

 

Tomás Segovia

 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s