Estelas

 
 ESTELAS
 Encuentro siempre cada día un rato
Para calladamente deslizarme
Hasta el lago dïáfano donde se asienta el tiempo
Hecho ya todo él limpidez y frescor
Y hundiéndose en sus aguas se cura la mirada
De sus manchas febriles y viejas raspaduras
 
Y entonces miro allí sin aspaviento
La más audaz de mis estelas
Mi derrotero menos negociable
El estrato más claro de mi historia
No haber temido en su momento
Hacer promesas a la vida
Dar siempre mi palabra sin ponerle precio
No haber ahorrado fe
Para tener con qué pagar de viejo
Haber vivido siempre
Como si todo el tiempo fuera límpido y fresco
Y como si la vida no me debiera nada.

                                                   9 jun 09

Tomás Segovia

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s