Entonces

 
Pero entonces mi felicidad llega, al leer un poema de Tomás Segovia.
 
ENTONCES

Qué cuidadosamente aquella vida mía
Me mantenía aparte
Para que así pudiese vivir sin intrusiones
Mi peligroso amor con lo secreto
De un tiempo desertor que lo dejaba todo
Para soñar conmigo donde nadie nos viera

Y cuánto anduve así perdido por las márgenes
Donde una luz respetuosa y fría
Punzantemente iluminaba
El rostro enamorante de las cosas
Y en que todo me estaba de nuevo prometido
Cada vez que subía hasta mi rostro el vaho
De la tierra llovida.


México, 15 ene 09
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Entonces

  1. Juan dijo:

    te has adelantado eh? ¡¡qué maravilla de Tomás!!

  2. marikilla dijo:

    Confieso, que siempre llega en el momento adecuado y expresa de forma magistral, lo que has pensado en algún momento, y otras veces te abre los ojos para aprender a mirar lo que te rodea-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s